Despliega el menú
Huesca

acceso al valle de benasque

Fomento acelera los trámites para iniciar las obras de Campo al congosto del Ventamillo

El Consejo de Ministros ha declarado la urgencia de la ocupación de los terrenos en este tramo de la carretera N-260.

En la Ribagorza esperan con impaciencia la mejora del estrecho tramo Congosto del Ventamillo-Campo
En la Ribagorza esperan con impaciencia la mejora del estrecho tramo Congosto del Ventamillo-Campo
Javier Navarro

El inicio de las obras de acondicionamiento en la carretera N-260, entre Campo y el Congosto del Ventamillo, largamente reivindicadas en la comarca de la Ribagorza, y sobre todo en el valle de Benasque, al tratarse de su único acceso por carretera, parece cada día más cerca. El Consejo de Ministros ha acordó en su reunión de este viernes la declaración de urgente ocupación de los terrenos necesarios, que afectan a los términos municipales de Castejón de Sos, Seira y Campo. La licitación del contrato de obras se publicó en el Boletín Oficial del Estado de 15 de enero de 2019.

La solución proyectada consiste en la ampliación de la plataforma de la carretera N-260, actualmente de aproximadamente 5,5 m de anchura, adoptando una anchura de 8 metros (dos carriles de 3,50 m y arcenes de 0,50 m). Incluye la ejecución de dos túneles de 265 m y 540 m de longitud. En total la actuación afecta a 11,98 kilómetros.

Según ha informado en una nota de prensa el Ministerio de Fomento, la declaración de urgente ocupación permite avanzar en el procedimiento expropiatorio al objeto de obtener con celeridad los terrenos necesarios para la ejecución de las obras.

El Ministerio ya conoce las ofertas de las empresas que optan a la adjudicación. Hubo un paréntesis de dos semanas por las dudas sobre la solvencia técnica y económica que generaron algunas de las 24 empresas que habían optado al concurso, pero finamente el pasado martes se abrieron las ofertas económicas de las 23 licitadoras que finalmente pasaron el corte. Los importes suponen bajas de entre el 10 y el 30% sobre el precio de licitación, que fue de 38,3 millones de euros más IVA (46,3 en total).

El Gobierno confía en que las obras se adjudiquen a principios de verano y arranquen en el último cuatrimestre. Teniendo en cuenta que el plazo de ejecución es de 38 meses, deberían estar terminadas a finales de 2022 o principios de 2023, en función de cuándo se formalice el contrato.

Etiquetas
Comentarios