Despliega el menú
Huesca

Urbanismo

Nuevo plan urbanístico para desbloquear el polígono de las harineras en Huesca

Los propietarios del céntrico solar plantean eliminar las torres de 17 plantas, bloques de menos altura y parcelas pequeñas para facilitar las promociones de viviendas ocho años después del derribo de las fábricas.

El polígono de las harineras está en el centro de Huesca.
El polígono de las harineras está en el centro de Huesca.
Rafael Gobantes

El futuro del solar de las harineras, más de 82.000 metros cuadrados en pleno centro de Huesca, ha empezado a despejarse. Pasará todavía bastante tiempo antes de que comience la construcción de las 1.350 viviendas que se edificarán en este polígono, donde hasta 2011 estuvieron las dos fábricas que le han dado el nombre, pero la expectativas actuales son mejores que las que se daban en 2012, cuando la junta de propietarios rechazó el plan presentado por motivos económicos.

Ahora, años después de que el proyecto quedase bloqueado, un grupo de propietarios de los 22 entre los cuales se reparte esta gran bolsa se suelo ha impulsado su desarrollo. Lo primero que han hecho ha sido presentar una nueva propuesta del plan urbanístico para este polígono, «que distribuye de modo más amable y racional la edificabilidad». Esto supone que se construirá el mismo número de pisos pero colocados de otra manera.

La modificación más importante respecto al plan de 2012 es, por tanto, la eliminación de las torres de 17 alturas inicialmente previstas en favor de bloques más bajos. La altura máxima será ahora de siete plantas (con la última retranqueada), con cuatro puntos singulares donde habrá edificios de nueve. Además, se ha dividido el espacio en parcelas más pequeñas para posibilitar una mejor ejecución de las promociones de viviendas.

El nuevo plan especial para el polígono de las harineras propone asimismo dar mayor protagonismo a peatones y ciclistas. Habrá carriles-bici y la circulación de automóviles estará limitada a la avenida central. El primer plan preveía casi 500 estacionamientos en superficie además de los correspondientes a cada bloque de viviendas y oficinas.

Esta nueva propuesta se ha presentado tras las numerosas reuniones de trabajo celebradas durante los últimos meses, en las cuales el Ayuntamiento de Huesca ha fijado los criterios que había que seguir. Durante este tiempo, los técnicos municipal y los de la Junta de Compensación han colaborado estrechamente, según reconoce José Porta, propietario del 19,2% del suelo.

El empresario oscense, dueño de una de los dos harineras que se derribaron, ha comentado que el desarrollo del polígono "es un problema de ciudad" y que "tenemos que ir llegando a acuerdos". Según ha dicho, "hay una actitud muy positiva y el Ayuntamiento está receptivo".

El impulso que se da a este proyecto coincide no solo con el inicio de la campaña electoral sino también con la reanimación del sector inmobiliario en Huesca. Precisamente este martes,  la Federación de la Construcción (FAC) hizo públicos los datos de 2018, con un incremento de la actividad del 25% y expectativas similares para 2019, teniendo en cuenta la disponibilidad de suelo en la ciudad.

Edificabilidad y plusvalías

El suelo de harineras está en pleno centro urbano y tiene la máxima edificabilidad, lo que permitirá construir unas 1.350 viviendas. Según los números del convenio que en 2008 firmó el 90% de la propiedad del suelo, había que aportar 750.000 euros por cada 1.000 m2 de superficie para pagar la urbanización (20 millones) y las indemnizaciones a las fábricas (30). Este dinero se conseguiría con las plusvalías, al repercutir 1.500 euros por piso. 

De momento no se han facilitado más detalles sobre la modificación del plan especial. Tampoco se quiere hablar de plazos. La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, ha manifestado su satisfacción ante la perspectiva del desbloqueo. «Es un tema de ciudad importante en el que trabajamos desde hace tiempo», indica. Su desarrollo es, además, necesario, para unir las calles Juan XXIII y Teruel, un proyecto vinculado a la ampliación de la estación Intermodal con la prolongación de los andenes para contar con un segundo AVE.

Etiquetas
Comentarios