Despliega el menú
Huesca

religión

Los jesuitas se despiden del alcalde 400 años después de su llegada a Huesca 

Luis Felipe ha entregado a los religiosos, que se irán el 30 de junio, un regalo que representa a San Valero y a San Vicente, en homenaje a la iglesia de San Vicente Mártir, cedida por la Diócesis a la Compañía en 1610

Los religiosos han recibido como recuerdo un obsequio del Ayuntamiento.
Los religiosos han recibido como recuerdo un obsequio del Ayuntamiento.
Heraldo.es

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha recibido este lunes en el Ayuntamiento a los miembros de la Compañía de Jesús que el próximo 30 de junio dejarán la capital oscense para trasladarse a otros puntos del país dentro del proceso de reestructuración que la congregación inició en el año 2014. En su visita han conocido el edificio municipal y han firmado en el libro de honor, como testimonio de la presencia de los jesuitas en la ciudad durante los últimos cuatro siglos.

Luis Felipe les ha entregado como recuerdo un obsequio que representa a San Valero y a San Vicente, en homenaje a la Iglesia de San Vicente Mártir, que fue cedida por la Diócesis a la Compañía de Jesús en el año 1610, cuando los jesuitas llegaron a la ciudad. El alcalde ha puesto en valor la labor social y cultural que han realizado los frailes en Huesca y ha agradecido su implicación en la ciudad todos estos años. 

Fernando de Lasala, Luis Añorbe, Millán Arroyo y Carlos María Sancho, los últimos cuatro jesuitas que quedan en Huesca, han agradecido a la ciudad "su hospitalidad y cariño" y han asegurado que "la compañía de Jesús estará ligada siempre a esta gran ciudad. Los religiosos han recibido como recuerdo un obsequio del Ayuntamiento.Los religiosos han recibido como recuerdo un obsequio del Ayuntamiento.

A finales del año pasado, la Compañía hizo público que dejaría la ciudad de Huesca al finalizar el curso 2018-2019 debido a la imposibilidad de relevar a los últimos cuatro jesuitas. Ello conlleva, además, que la Iglesia de San Vicente Mártir, que estaba cedida a la Compañía desde 1610, volverá a la diócesis.

En la actualidad viven en la residencia de la Compañía, en la calle Sancho Abarca, cuatro jesuitas. Prestan servicios pastorales en el templo y acompañan algunas de las asociaciones que tienen su sede en la residencia y están muy arraigadas en la ciudad: el Centro Diocesano de la Red Mundial de Oración del Papa, - antiguo Apostolado de la Oración -, el Centro Diocesano de la Asociación de Adoración y Vela y la Asociación de Damas y Caballeros de la Corte de Honor de la Virgen del Pilar.

Etiquetas
Comentarios