Despliega el menú
Huesca

montaña

El Somontano, territorio nórdico

Montañeros de Aragón Barbastro organiza las II Jornadas de marcha nórdica el 1 y 2 de junio.

Presentación de las II Jornadas de Marcha Nórdica con miembros de la FAM y de MAB y el alcalde de Barbastro.
Presentación de las II Jornadas de Marcha Nórdica con miembros de la FAM y de MAB y el alcalde de Barbastro.
J. L. P.

La comarca del Somontano acogerá el 1 y 2 de junio las II Jornadas de Marcha Nórdica, una práctica deportiva que está teniendo gran auge no solo entre deportistas de distintas disciplinas (montañeros o corredores), sino que también entre aquellas personas que buscan hacer ejercicio buscando beneficios saludables.

Montañeros de Aragón Barbastro organiza junto a la Federación Aragonesa de Montaña estas jornadas que incluirán talleres de iniciación en los que se prestará bastones a los que quieran participar, ponencias sobre la biomecánica de la marcha, la práctica nórdica y de montaña, la competición o un coloquio sobre las posibilidades turísticas que ofrece esta práctica.

El día grande será el domingo 2 con una ruta nórdica que transcurrirá entre viñedos a través de los senderos que recorren los municipios de Salas Bajas, Salas Altas, Buera y Colungo. Un recorrido de 13 kilómetros y 450 metros de desnivel acumulado, accesible a todos los niveles.

La ruta culminará con una comida en Colungo y la visita al Centro Rupestre y la destilería de anís de esta localidad.

Se espera una asistencia de un centenar de participantes de todas las provincias aragonesas. Las inscripciones se podrán realizar en la web del club a partir del 1 de mayo.

La marcha nórdica es una disciplina aún desconocida pero que está irrumpiendo con fuerza en Aragón. El club Montañeros de Aragón de Barbastro cuenta con una sección formada por medio de centenar de aficionados, a los que hay que unir las de Escalona, Broto, La Zaida, Benasque, Zaragoza, Estadilla, Alabalate o los clubes Peña Guara de Huesca o Mallencos de Jaca.

La marcha nórdica está ligada al esquí nórdico. De hecho surgió como un entrenamiento para los esquiadores finlandeses en los años 30 del pasado siglo fuera de temporada de la competición. Se trata de andar de una forma natural pero con unos bastones específicos utilizados con una técnica especial que realiza un movimiento en diagonal que permite trabajar los tríceps, dorsales, pectorales y lumbares. Además de implicar el 90% de los músculos de cuerpo, también mejora el riego sanguíneo, de ahí que cada vez muchas personas que buscan mejorar su salud se aficionen a esta práctica.

Etiquetas
Comentarios