Despliega el menú
Huesca

huesca

Las lluvias dejan hasta 132 litros en Ordesa y se despeja de nieve Bielsa y Portalet

La Aemet levanta todos los avisos, salvo el de vientos fuertes, que se mantiene hasta este jueves a las 18.00. La CHE no prevé problemas pese al aumento de caudales en el Pirineo.

El río Gállego pasaba por Biescas este jueves con un fuerte caudal tras las últimas lluvias.
El río Gállego pasaba por Biescas este jueves con un fuerte caudal tras las últimas lluvias.
Luis Estaún

Las intensas lluvias que había anunciado la Aemet han dejado hasta 132 litro por metros cuadrado en las últimas 24 horas en la estación meteorológica del Parador Nacional de Monte Perdido, en el Parque Nacional de Ordesa, según la Confederación Hidrográfica del Ebro. La alerta, que ha llegado a ser naranja por la mañana, ya se ha levantado, al igual que la de nevadas. Solo se mantiene activado el aviso por fuertes vientos hasta las 18.00 de este jueves.

Los datos de la CHE indican que después de Monte Perdido, las precipitaciones más cuantiosas se han registrado en Candanchú (115 litros por metro cuadrado) y el embalse de Búbal (110). Estas lluvias han provocado un aumento notable de los caudales, sobre todo en la zona pirenaica, aunque el organismo de cuenca ha asegurado también que no se prevén problemas en ningún punto. "Es un episodio destacado ya que venimos de una etapa de bajos caudales y sumará volumen a las reservas de los embalses", han señalado. Fuera de la cuenca del Ebro, el caudal máximo se ha medido en el río Cinca su paso por Escalona con 232 metros cúbicos por segundo.  

La Confederación advierte de que se esperan aumentos de caudal destacables en casi todos los afluentes pirenaicos (Aragón, Gállego, Ara, Cinca, Ésera y Noguera Ribagorzana) aunque "en ningún caso se espera que alcancen valores de crecida extraordinarios", resaltan. Y es que estos incrementos serán absorbidos por los embalses. No obstante, añaden que habrá que seguir con atención la evolución del episodio meteorológico, ya que existe discrepancia entre las cantidades precipitables entre unos modelos y otros.

La normalidad también ha vuelto este jueves a las carreteras del Pirineo al despejarse de nieve los accesos al túnel de Bielsa (A-138) y al Portalet (A-136), donde el miércoles fue necesario el uso de cadenas o de neumáticos de invierno. Las lluvias han hecho desaparecer también la nevada que había caído el miércoles en refugios como Casa de Piedra o Lizara. En cambio, en otros situados a más altura han seguido aumentado los espesores con 26 centímetros más en Cap de Llauset, 8 en Respomuso y 7 en Pineta. 

Etiquetas
Comentarios