Huesca

semana santa

Misión: apoyar a los párrocos rurales durante la Semana Santa

Adolescentes que forman parte del movimiento Juventud Misionera ayudan durante estas fechas a los sacerdotes de Sena, Villanueva de Sijena, Castelflorite, Chalamera y Ballobar.

Algunos de los adolescentes que acuden a localidades de la provincia de Huesca.
Algunos de los adolescentes que acuden a localidades de la provincia de Huesca.
Heraldo.es

Desde el año 2005 llegan cada Semana Santa a Huesca los jóvenes de Juventud Misionera, adolescentes de 14 a 16 años de toda España que quieren conocer más a Dios y a la Iglesia sirviendo y ayudando a los párrocos, sobre todo de zonas rurales y con mucha carga de trabajo en el momento litúrgico más importante del año. Los acoge el párroco Rafael Carrasquer y este año le ayudarán en las localidades de Sena, Villanueva de Sijena, Castelflorite, Chalamera y Ballobar, todas ellas de la diócesis de Barbastro-Monzón.

La labor de los 37 jóvenes misioneros consiste en dar testimonio de su fe por las calles y las casas, visitar a los ancianos y los enfermos, escucharles, acompañarles, y apoyar a Carrasquer en la preparación de los oficios y las celebraciones para dar vida a la liturgia. “Cuento con vosotros porque ya sabéis que la gente os quiere y que tenéis que dar el testimonio que os enseñan vuestros sacerdotes, profesores, catequistas…”, les decía a los jóvenes en un vídeo para invitarles a participar en las misiones hace unos meses.

El padre José Ignacio de la Barreda, uno de los tres legionarios de Cristo que acompaña a este grupo de misioneros, reconoce que “Rafael es un ejemplo para todos”, y explica que quieren estar muy cerca de este párroco incansable durante estos días de Semana Santa porque ha perdido a familiares muy queridos recientemente: “Él siempre nos ha apoyado mucho y nos ha acogido, y queremos que también él se sepa que es importante para nosotros”, confiesa.

Las misiones aportan a los jóvenes una experiencia evangelizadora, “pero también se quiere que sea una experiencia real e íntima de Cristo en sus vidas, que les toque el corazón ese que muere y resucita, y que es quien les ha traído a esta misión concreta estos días”, cuenta De la Barreda. Aragón recibe a 137 misioneros: los 40 adolescentes y sacerdotes que apoyan al párroco Rafael Carrasquer y 97 misioneros de Familia Misionera de Barcelona que ayudan a tres párrocos de Teruel en Utrillas, Maestrazgo y Cantaviejo y Albarracín.

Este programa se denomina Juventud y Familia Misionera y es una iniciativa de evangelización del movimiento Regnum Christi. Participan jóvenes y familias católicas que buscan dar a conocer a Cristo y compartir la alegría de la fe que han recibido. Es una realidad abierta a todo el que quiera ser misionero. Su misión es evangelizar al servicio de la Iglesia, sus obispos y párrocos, respondiendo así a la llamada de la nueva evangelización.

Su actividad se centra principalmente en la organización de misiones de evangelización rural y urbana, misiones médicas, formación de catequistas y promoción de las expresiones populares de la fe. Están presentes en 30 países de todo el mundo y comenzó su andadura en España en 1994 como Juventud Misionera. Como Familia Misionera se ha desarrollado desde el año 2001.

Etiquetas
Comentarios