Huesca

HUESCA

La Semana Santa arranca con cinco rescates de montaña en el Pirineo

Entre los auxiliados por la Guardia Civil en este primer fin de semana hay dos esquiadores de travesía y cuatro menores extraviados con dos adultos.

Imagen de archivo del helicóptero de la Guardia Civil de montaña.
Heraldo.es

La Guardia Civil ha cerrado este primer fin de semana de las vacaciones con cinco rescates, todos en la jornada del sábado. Entre las personas auxiliadas había dos esquiadores de travesía con lesiones en la pierna y también cuatro menores que se extraviaron en compañía de dos adultos y que, por fortuna, resultaron ilesos.

La primera llamada se recibió en torno a las 13.40 informando de que una montañera, de 39 años y vecina de Badalona (Barcelona) se había lesionado un tobillo mientras ascendía el Arco Geológico de Piedrafita (Panticosa). Se dirigió al lugar el helicóptero de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de Huesca, miembros del Ereim de Panticosa y un médico de 061. Una vez localizada, se le inmovilizó el tobillo y fue trasladada en el helicóptero hasta Panticosa y de allí por sus propios medios hasta un centro médico para ser atendida de un esguince

Sobre las 15.00, la Guardia Civil recibió una solicitud de ayuda de seis personas, dos adultos y cuatro menores, que se encontraban extraviados en la Sierra de la Partacúa (Panticosa). Así, el mismo personal del rescate anterior acudió al lugar y tras localizar ilesos a los seis extraviados fueron evacuados hasta su vehículo. Eran un hombre y una mujer de 47 y 44 años respectivamente, junto con cuatro menores, todos ellos vecinos de Madrid.

A la misma hora llegó otro aviso a la central 062 de la Guardia Civil de Huesca, informando de que una mujer británica de 65 años se había lesionado una pierna cuando descendía por el sendero de la Costera de Otín, que le impedía seguir caminando. Se desplazaron al lugar especialistas del Ereim de Huesca, la Unidad Aérea de Huesca y el médico del 061. Tras localizar a la accidentada en el barranco Mascún (Bierge), dejaron a los socorristas en el lugar junto con el médico del 061, que le realizó las primeras atenciones médicas, inmovilizándole la pierna y preparando su evacuación con la ayuda del helicóptero. Finalmente fue evacuada al hospital San Jorge de Huesca. 

La cuarta llamada del día se recibió en torno a las 16.00 en la central 062 de la Guardia Civil, indicando que un esquiador de travesía de 40 años y vecino de Zaragoza se había caído en la zona denominada Foru Tancau (Benasque) y se había lesionado la rodilla, por lo que no podía continuar el descenso. Se dirigieron al lugar el Greim de Benasque, la Unidad Aérea y el médico del 061. Una vez localizado el accidentado, le inmovilizaron la pierna y le evacuaron en helicóptero hasta Benasque.

Por último, sobre las 17.00 llegó la quinta llamada de la jornada informando de que otra esquiadora de travesía de 48 años y vecina de Vizcaya se había lesionado la rodilla cuando descendía el Pico Garmo Negro (Panticosa). Acudieron el helicóptero de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de Huesca, el Ereim de Panticosa y el médico de 061, que le inmovilizaron la pierna a la  accidentada y la trasladaron hasta Panticosa.

Etiquetas
Comentarios