Huesca

huesca

El PP promete terminar las autovías para situar a Huesca en el "centro geopolítico" del país

Los cabezas de lista al Congreso y Senado defienden la reapertura del Canfranc sin renunciar tampoco a la TCP.

Blanca Puyuelo, Ana Alós y Mario Garcés, con uno de los nuevos tramos de autovía de Monrepós al fondo.
Blanca Puyuelo, Ana Alós y Mario Garcés, con uno de los nuevos tramos de autovía de Monrepós al fondo.
PP

Los cabezas de lista del PP al Congreso y al Senado por Huesca, Mario Garcés y Ana Alós, acompañados por la nº 2 a la Cámara Alta, Blanca Puyuelo, se han desplazado este domingo hasta el emblemático puerto de Monrepós para desgranar su programa electoral en materia de infraestructuras. Allí, junto a uno de los nuevos tramos de la A-23 que se abrieron hace pocas semanas, se han comprometido a finalizar las obras pendientes de las autovías del Pirineo que "colocarían a Huesca en el centro de la realidad geopolítica de nuestro país".

Garcés y Alós han explicado que actualmente hay cuatro tramos pendientes de sacar todavía a concurso, pese a que en el presupuesto de 2018 que aprobó el anterior Gobierno del PP se contemplaban partidas plurianuales para licitarlos: Lanave-embalse de Jabarrella-Sabiñánigo, variante de Sabiñánigo (el Consejo de Ministros del pasado viernes autorizó su licitación), la variante de Jaca y Puente la Reina-límite con la provincia de Zaragoza.

Los populares también garantizan la finalización de las obras del tramo Siétamo-Huesca, el único que queda pendiente de desdoblar de toda la A-22 hasta Lérida y cuyos trabajos arrancaron en agosto con un plazo de tres años; así como la construcción de la variante Sur de Huesca, valorada en 93 millones y que el Ministerio retomó hace unos meses tras 11 años de paralización sacando a información pública de nuevo el estudio de impacto ambiental, caducado desde 2013.

Pero Mario Garcés también ha subrayado la importancia de concluir el Eje Pirenaico (N-260) "porque tenemos que vencer obligatoriamente la desconexión que existe entre los valles por las dificultades orográficas". Cabe destacar que en pocos días se conocerán ya las ofertas económicas de las más de 20 empresas que optan a construir el tramo Campo-Congosto del Ventamillo, que arrancará por fin este año. Para acelerar los trámites, Fomento acaba de sacar a licitación el contrato de control y vigilancia de las obras por 1,3 millones.

Además de las carreteras, los candidatos altoaragoneses al Congreso y al Senado también han asegurado que impulsarán otra de las infraestructuras que está en el "imaginario colectivo", la reapertura del Canfranc. A este respecto, Mario Garcés aseguró que cuando era subsecretario de Fomento en el Gobierno del PP se consignaron 80 millones de euros "pero desgraciadamente nunca se ejecutaron y habría que preguntarle al PSOE que ha pasado con esos millones".

Para el PP, además de aprovechar los fondos europeos que hay para analizar la viabilidad del proyecto de reapertura del túnel, es imprescindible también la renovación de la vía Huesca-Canfranc, donde faltan tres tramos por modernizar. Recordaron que en junio de 2018 se licitó la actualización de estos proyectos con un plazo de 6 meses "por lo que deberían estar ya finalizados".

Con todo, también han recalcado que defender el Canfranc no supone una renuncia a la TCP, "que es nuestra apuesta prioritaria para la permeabilización de los Pirineos centrales al tráfico de personas y mercancías". Y por ello, lucharán para incluirla en la conexiones prioritarias europeas.

"El agua de Huesca, para Huesca"

En cuanto a infraestructuras hidráulicas, abogan por obtener el "máximo rendimiento de todas las obras que estaban previstas". Y aunque comparten el principio de "máxima sostenibilidad medioambiental", también han hecho hincapié en que "no podemos privarnos de unos recursos hídricos para mitigar las insuficiencias de agua que hay muchas veces en el territorio durante períodos largos de tiempo". "El agua de Huesca es agua para Huesca porque necesitamos desarrollos, sobre todo en los secanos", subrayaron.

Y por último, han destacado la necesidad de garantizar la extensión de las infraestructuras tecnológicas a todo el territorio, "y sobre todo a los núcleos menos poblados y de alta montaña".

Etiquetas
Comentarios