Despliega el menú
Huesca

Pirineo

El oso ataca un rebaño de cabras cerca de Embún

Mató a dos de los animales. Los ganaderos de la zona están preocupados por la presencia del plantigrado.

Imagen de Neré captada por las cámaras de fototrampeo.
Imagen de archivo de Neré captada por las cámaras de fototrampeo.
DGA

El oso Neré ha vuelto a hacer acto de presencia en el valle de Hecho atacando un rebaño de cabras en la sierra de los Ríos, muy cerca de Embún. El resultado de momento, han sido dos animales muertos de un rebaño compuesto por un centenar de cabras. Al parecer el oso persiguió a las cabras por una pista, situada muy próxima a la localidad de Embún.

El ataque del oso ha sido confirmado por el departamento de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón a una cabra, ya que según han explicado, había otra que llevaba varios días muerta, los buitres habían intervenido y se encontraba en un avanzado estado de descomposición. Igualmente estas mismas fuentes han apuntado que el rebaño se encontraba localizado, pero los ganaderos de la zona apuntan que hay algunos animales desaparecidos que se estaban buscando.

La patrulla encargada del seguimiento del oso se encuentra en contacto permanente con los ganaderos de la zona. De hecho, algunos pensaban soltar sus rebaños en esa zona esta semana, pero de momento no lo van a hacer. Hay mucha preocupación por la presencia de Neré y sorpresa, porque no es normal que el oso se acerque tanto a una población y baje tan abajo, en lugar de subir a puerto.

Huellas del oso en el campin.
Huellas del oso encontradas en el campin.
Heraldo

El sábado un vecino que paseaba por una pista forestal situada en las proximidades del campin de Hecho encontró huellas de oso, a un kilómetro del casco urbano de esta localidad. Posteriormente este lunes el departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón confirmó que las huellas eran de Neré, por el tamaño de las mismas.

Actualmente Neré y Canelito son los dos machos que viven en el Pirineo occidental. En la parte francesa se soltó el pasado mes de octubre a dos hembras de procedencia eslovena para que se aparearan y garantizar la supervivencia de la especie en la zona, entre Aragón, Navarra y los valles franceses de Aspe y Ossau.

Etiquetas
Comentarios