Despliega el menú
Huesca

huesca

La policía húngara detiene al propietario del mayor matadero de Europa, en Binéfar

Piero Pini fue arrestado a principios de marzo en ese país por fraude fiscal y está en prisión preventiva. 

Piero Pini, en las oficinas de Litera Meat, situadas a pie de obra.
Piero Pini, en las oficinas de Litera Meat, situadas a pie de obra.
Rafael Gobantes

El empresario italiano Piero Pini, propietario del grupo Pini, que construye en Binéfar el mayor matadero de cerdos de Europa, fue detenido a principios de marzo en Hungría, donde tiene una industria cárnica, y desde entonces permanece en situación de prisión preventiva, según ha publicado la prensa de ese país. Se le acusa de un fraude fiscal millonario similar al que motivó su detención en Polonia, país en el que hasta hace poco tenía otro matadero. 

Los problemas legales de Piero Pini, de 67 años, llegan justo cuando está a punto de inaugurar el matadero de Binéfar que su grupo empresarial promueve a través de la sociedad Litera Meat. La industria cárnica, que daría trabajo a 1.600 personas a largo plazo, está finalizada y en unos días estaba previsto empezar la actividad. 

La detención en Hungría se produjo a principios de mes. El juez decretó la prisión preventiva durante 30 días, que están a punto de concluir. Según han publicado los medios de comunicación de ese país, fue arrestado junto a dos socios de Hungría Meat por orden del tribunal de distrito de Kecskemét y se le investiga por varios casos relacionados con fraude fiscal vinculado al fraude del IVA. Se ofreció a pagar un millón de euros de fianza, pero finalmente la autoridad judicial lo desestimó debido a sus antecedentes y para evitar la destrucción de pruebas. En ese país tienen un matadero, propiedad de Hungría Meat, otra filial del grupo.  La planta está en la ciudad de Kiskunfélegyháza.  

Sus actividades en otra planta, la de Kutno, en Polonia, también motivaron su detención a finales de 2016. En esta ocasión, salió en libertad con fianza tras estar dos días arrestado. Se le acusaba de un fraude fiscal de 100 millones de euros. Él se declaró inocente en esa ocasión, lo mismo que ha hecho ante el tribunal de Hungría.  

En una entrevista concedida a este periódico, Piero Pini se refirió a sus problemas legales en Polonia y justificó que las acusaciones de fraude fiscal tenían que ver con el trabajo en el matadero a través del sistema de cooperativas. "Los problemas que tuve en Polonia fueron muy claros: trabajábamos con cooperativas, como por otra parte hace todo el mundo de la carne, para cuestiones concretas como la matanza o el deshuesado. Se pensó que si la cooperativa no hacía las cosas correctamente, como no registrar bien la situación fiscal, la responsable era mi compañía, económica y penalmente. Los abogados me decían que no sería responsable de lo que pasara en las cooperativas, pero no fue así. Hace dos años que ocurrió y el proceso legal sigue adelante", declaró.

 

Etiquetas
Comentarios