Huesca

Sale del coma la joven testigo de Jehová que rechaza una trasfusión de sangre

La paciente, además de en su testamento vital, expresó su negativa a recibir este tratamiento en diversas ocasiones mientras estuvo consciente

La joven permanece ingresada en el hospital San Jorge de Huesca.
J. S.

La joven de 20 años ingresada en el hospital San Jorge de Huesca que rechazó en su testamento vital una trasfusión de sangre ha salido del coma inducido en el que estaba desde hace varios días. Aunque su evolución es favorable, según fuentes sanitarias, sigue ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde se intenta recuperar de una operación de apendicitis que derivó en una peritonitis.  

La paciente, testigo de Jehová, rechaza en su documento de voluntades anticipadas una trasfusión sanguínea. Pero además, según han comentado las mismas fuentes, tanto antes de la operación como después, mientras estaba consciente, ella dijo expresamente a los equipos médicos que no quería que se le pusiera sangre, siguiendo los preceptos de su religión. 

Su familia, que no profesa esas creencias, ha intentado sin éxito una mediación judicial para revertir la situación. La jueza de instrucción número 1 de Huesca, durante un servicio de guardia, recibió un escrito del hospital poniendo en su conocimiento que había una persona ingresada y que tenía un escrito de instrucciones previas. Conforme al artículo 11 de la Ley de Autonomía del Paciente, se le proporcionó a la instructora información por si resultara necesario llevar a cabo una trasfusión de sangre. El juzgado, a la vista de la documentación aportada, dictó un auto de sobreseimiento por no ser los hechos constitutivos de delito. El fiscal dio el visto bueno y no se opuso, ya que se trata de una persona mayor de edad y capaz que tiene un testamento vital que debe respetarse.   

El estado de la joven aconsejó inducir un coma, en el que ha estado varios días. En vista de la evolución favorable, el equipo médico de la uci decidió el lunes sacarla del coma, aunque sigue en cuidados intensivos mientras se le aplica un tratamiento alternativo, en vista de la imposibilidad de hacer una trasfusión. 

Esta terapia no siempre es urgente y vital, pero ante un cuadro séptico como el que puede provocar una peritonitis, y la aparición de una anemia, es lo aconsejable. En caso de no aplicarse el estado del paciente se va agravando y la recuperación resulta más lenta y difícil. 

 

Etiquetas
Comentarios