Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La Fiscalía abre ahora la puerta a que se impute a la madre de Naiara

La Audiencia tiene que decidir si vuelve a rechazar la petición por segunda vez. La acusación que ejerce el padre biológico pediría para ella 15 años.

IMG_3187
La vista se ha celebrado en la Audiencia de Huesca en medio de una gran expectación mediática.
Rubén Darío Núñez

La Audiencia de Huesca ha celebrado este lunes una vista a puerta cerrada para valorar una nueva petición de imputación de la madre de la niña Naiara, fallecida en Sabiñánigo a causa de una brutal paliza recibida de manos de su tío político por no saberse la lección. La novedad ha sido que la Fiscalía ha cambiado de criterio y ha abierto la puerta a que se pueda formular imputación contra Mariela Benítez, tal y como solicitaba la acusación particular que ejerce el padre biológico de la niña. 

No obstante, ahora habrá que ver si la Audiencia también modifica su opinión o, por el contrario, mantiene la postura que había defendido hasta ahora. Y es que ya se pronunció una vez rechazando que la madre de Naiara hubiera podido incurrir en un presunto delito de maltrato por "abandono permanente" de la menor. También el Juzgado de Jaca que instruye el caso ha denegado hasta en cuatro ocasiones la petición al entender que las investigaciones no habían aportado indicio alguno de una supuesta responsabilidad por maltrato continuado, delito que sí imputa a la abuelastra y al padre adoptivo de la niña. 

Tal y como han explicado a la salida de la vista los letrados de Mariela Benítez y de su exmarido, Manuel Adolfo Briones, que han sido los únicos en comparecer, la fiscal del caso ha argumentado ante los magistrados oscenses que no se opone a que la madre de Naiara sea imputada. No obstante, sí ha rechazado las otras pruebas que había solicitado Marcos García Ortega, hijo del mediático abogado Marcos García Montes, el letrado del padre biológico, sobre la exploración de la menor y las declaraciones de los funcionarios del Ayuntamiento de Sabiñánigo y de los profesores del colegio.

Marcos García Ortega espera que la Audiencia atienda esta vez su solicitud "porque si tanto la abuelastra como el padre biológico están acusados por un delito de malos tratos porque sabían que el acusado pegaba y torturaba a la niña , es harto difícil entender que la madre no supiera nada del tema. ¿Cómo va a saberlo su marido y ella no?". Según el letrado, las defensas de la abuelastra y el padre adoptivo también apoyan su petición.

De aceptarse su solicitud, el letrado calcula que en abril podría declarar ya como investigada y posteriormente ampliarían su escrito de acusación para imputarle, en principio, un delito de asesinato en comisión por omisión con una pena de 15 años de prisión, las mismas que han solicitado para la abuelastra y el padre adoptivo de la niña. En el caso de estos dos últimos, también añade otros 3 años por delito de malos tratos habituales. Mientras, para Iván Pardo Pena solicitan 25 años como autor de un delito de asesinato y 4 años más por malos tratos habituales, además de aplicar posteriormente la prisión permanente revisable.

Por su parte, Luis Marín, abogado de Mariela Benítez, ha asegurado que él no tiene "ningún inconveniente" en que declare la madre de Naiara "pero solo como testigo, no como imputada, porque no hay motivo ya que ella no estaba". En este sentido, ha recordado que cuando ocurrieron los hechos trabajaba en un establecimiento hostelero de Bielsa donde estaba toda la semana interna. "Solo tenía el domingo para acercarse a Sabiñánigo, y se enteró de la muerte de su hija cuando la fueron a avisar a las 4.00 de la madrugada", ha recalcado.

Por todo ello, se muestra convencido de que la Audiencia no revocará su auto inicial sobre esta misma cuestión "porque no hay ninguna prueba nueva". Además, cree que su cliente está siendo víctima de un "circo mediático"

El abogado ha asegurado que Mariela Benítez está intentando mantenerse al margen. "Solo quiere que la dejen con su dolor y en paz", ha señalado. Además, ha vuelto a acusar al padre biológico de haberse desentendido siempre de la niña. 

El letrado, no obstante, ha lamentado que hayan rechazado la petición que había presentado para que declararan como testigos el dueño del establecimiento donde trabajaba Mariela, así como su compañera de trabajo. También había ofrecido el testimonio de una doctora para acreditar el supuesto abandono de la niña en Argentina por parte de su padre. "Si cambia de opinión la Audiencia, me dejarían sin defensa", ha insistido Luis Marín, que ya tiene decidido que solicitará la prisión permanente para el acusado por asesinato con agravantes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión