Huesca

bienestar social

Cruz Roja ayuda a las mujeres a despertar su potencial y capacidades en Huesca

El objetivo del proyecto es acompañar y ayudar a las participantes a recuperar su bienestar y capacidad para afrontar su situación emocional.

Una de las actividades realizadas en los talleres de Cruz Roja.
Una de las actividades realizadas en los talleres de Cruz Roja.
Cruz Roja

Cruz Roja Huesca está desarrollando el proyecto 'Bienestar personal y activación social de la mujer', dirigido a mujeres de entre 25 y 65 años, con precaria salud emocional y dificultad para tener hábitos de vida saludables debido a su situación socio-económica.

Este proyecto, en el que ya están participando activamente varias mujeres, está costeado  por el Gobierno de Aragón a través de la convocatoria de subvenciones para la financiación de interés social, con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. El objetivo principal que Cruz Roja se plantea es el de "fortalecer las capacidades y potencialidades que tienen las usuarias para ayudarles a salir de la situación en la que se encuentran", explica Laura Gutiérrez, psicóloga de este plan.

Las mujeres llegan a Cruz Roja con historias de vida o situaciones sociales complicadas y con una gran carga emocional. Son mujeres de minorías étnicas, algunas víctimas de violencia de género, refugiadas o en proceso y con escasas, a veces nulas, relaciones sociales. Muchas de ellas acuden en busca de un espacio donde poder intercambiar experiencias sin sentirse juzgadas por su condición socio-económica, lugar de origen o creencias. "Las participantes llegan al proyecto derivadas del propio departamento de Intervención Social de Cruz Roja, a través del Instituto de la Mujer, centros de salud u otros recursos sociales que puedan detectar la necesidad entre sus usuarias", dice la psicóloga. En primer lugar, se realiza una entrevista individual para conocer la situación personal y detectar necesidades, capacidades e intereses de cada una. Seguidamente, se las anima a participar semanalmente en el proyecto.

A lo largo de todo el año se desarrollan diversas actividades que incluyen sesiones individuales de atención psicológica y seguimiento, grupales de intercambio de experiencias, adquisición o fortalecimiento de competencias emocionales y sociales, desarrollo de actividades de ocio y cultura, etcétera. Los talleres tienen una metodología dinámica y creativa: arteterapia, música, canto, relajación, danza, teatro… en los que se fomenta la autoestima, las relaciones sociales, las competencias cotidianas y los hábitos saludables (higiene del sueño, sexualidad femenina, ejercicio, gestión de recursos...).

Galletas rellenas de cultura y música

Algunos talleres están liderados por las propias participantes aprovechando sus capacidades e intereses. Un ejemplo es el de una chica marroquí que enseñó a sus compañeras a hacer unas galletas típicas de su país. Durante la elaboración de las mismas hablaban de su cultura y compartían su música. Esta mujer, con la autoestima muy baja y convencida de que no sabía hacer nada, descubrió que algo podía aportar a las demás y, como consecuencia, su autoestima mejoró. Otra participante, de etnia gitana, dirigió una actividad en la que todas aprendieron a hacer manualidades con objetos reciclados. "A través de estos talleres las mujeres van reforzando su autoestima, hablan entre ellas, intercambian experiencias y se dan cuenta de que no están solas. Intentamos transformar sus vivencias negativas en experiencias más positivas y constructivas", dice la profesional de Cruz Roja.

"Aquí he encontrado un lugar en el que relacionarme y dejar a un lado mis preocupaciones por un rato",  dice una de las participantes en el proyecto. "Hemos hecho talleres de cocina, relajación, hemos ido de excursión… muchas cosas, pero sobre todo hemos encontrado un sitio en el que desahogarnos y compartir". "Nos ayudamos, nos ayudan y nos reforzamos”, dice otra compañera. "El primer día que vine me di cuenta de que no estaba sola, que otras mujeres estaban en la misma situación que yo. Vengo aquí y mi cabeza se despeja, me divierto y desconecto de los problemas", dice otra de las usuarias.

Etiquetas
Comentarios