Despliega el menú
Huesca

contratación 

Anulada la segunda adjudicación del servicio de la limpieza viaria de Huesca

El Tribunal de Contratos estima el recurso de una de las empresas y el Ayuntamiento tiene que declarar desierta la licitación.

Un empleado del servicio de limpieza viaria de Huesca
Un empleado del servicio de limpieza viaria de Huesca
Verónica Lacasa

La adjudicación del servicio de limpieza viaria de Huesca ha entrado en un bucle infinito. El Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (Tacpa) ha estimado el recurso interpuesto por la empresa Valoriza y ha concluido que, al no cumplir ninguna de las licitadoras admitidas las condiciones mínimas del pliego de condiciones técnicas, todas quedan excluidas y el Ayuntamiento debe declarar desierta la licitación. Será necesario redactar un nuevo documento para volver a sacar el concurso, algo que, probablemente, le corresponderá ya a la nueva corporación. Mientras, la empresa pública Grhusa seguirá haciéndose cargo de esta tarea.

Es, de momento, el último capítulo de un proceso que empezó hace ahora cuatro años, con el compromiso electoral de remunicipalización de la limpieza viaria por parte de Cambiar, plataforma de izquierdas que, junto al PSOE y Aragón Sí Puede, formó parte del gobierno local hasta el pasado mes de septiembre. La recuperación de la polémica contrata, que desde 2013 (con el PP) hasta 2017 estuvo en manos de una empresa privada, fue una de las primeras acciones del tripartito, que asumió este empeño.

El pleno de mayo de 2017, con la abstención de los populares, aprobó encomendar la gestión del servicio a Grhusa, que contrató a los 25 trabajadores empleados por la anterior adjudicataria. A principios de julio, el Tacpa atendió un recurso del PP y anuló la encomienda por ser contraria a la normativa de contratación pública.

Esta resolución, recurrida por el Ayuntamiento ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, obligó a sacar el servicio de nuevo a concurso. A primeros de febrero de 2018, la limpieza viaria se licitó por casi 8 millones de euros y en mayo se propuso como adjudicataria a la empresa Valoriza por unos 7 millones y para cuatro años. La adjudicación iba a aprobarse en julio pero el proceso quedó paralizado porque este expediente resultó afectado en la operación policial Enredadera, contra el amaño en contratos de tráfico y que conllevó registros en distintos ayuntamientos de España, entre ellos el de Huesca. Finalmente, en agosto y con la abstención del PP, se adjudicó a Valoriza.

Urbaser, que participó en dicho concurso, recurrió esta adjudicación alegando que la oferta elegida no se ajustaba a la jornada laboral estipulada en el pliego. Fue entonces cuando el alcalde, Luis Felipe, decidió prolongar de forma indefinida la encomienda de gestión a Grhusa, que había asumido la prestación el 1 de julio de 2017.

El Tacpa dio la razón a Urbaser. A principios de diciembre, el pleno (esta vez con las abstenciones de PP y Ciudadanos, adjudicó el servicio a la recurrente por 7,3 millones de euros, con el objetivo de que la empresa se hiciera cargo de la misma a principios de 2019. Pero Valoriza no estuvo de acuerdo y presentó recurso. Es el que ahora ha estimado el tribunal.

Cómo blindar el nuevo pliego

El concejal responsable de Contratación, Fernando Gállego, ha señalado que en esta segunda resolución sobre la limpieza viaria de Huesca, el Tacpa "solo ha entrado en los detalle", pero en la anterior, ya hizo constar que la adjudicataria no demostraba que disponía de los medios necesarios para cumplir el contrato. “Ninguna empresa va a comprar maquinaria antes de saber si se le encarga o no un contrato", ha señalado el edil, que ha apuntado que el resto de las firmas que se presentaron a concursos estaban en esa misma situación. Es por ello que el tribunal determina que todas quedan excluidas y que ha que declarar desierta la licitación. "Vamos a valorar esta resolución y ver cómo puede redactarse el nuevo pliego de condiciones para que pueda superar este tipo de recursos", ha manifestado Gállego.

El grupo del PP en el Ayuntamiento de Huesca ha señalado que el alcalde "ha sido incapaz en 20 meses de llevar la legalidad a la limpieza viaria". "l objetivo de Luis Felipe, como denunciamos, no era otro que colocar a los trabajadores en una empresa pública sin respetar los principios de igualdad, mérito y capacidad que imperan en el acceso al empleo público", ha apostillado el portavoz popular, Gerardo Oliván. El concejal añade que las reiteradas sentencias contra el alcalde han causado "un daño muy serio" a la dignidad de los servicios municipales y, en general, a la confianza que el Ayuntamiento habría de generar en los oscenses.

Etiquetas
Comentarios