Huesca

balance de la policía local

Las multas por aparcar en lugares prohibidos y para discapacitados repuntan un 50% en Huesca

La ciudad registró el año pasado 66 accidentes (15 por alcoholemia) con un balance de 3 heridos graves y 77 leves

Un agente de la Policía Local regula el tráfico en los accesos al Alcoraz.
Llegan 4 agentes y se jubilan 10
Rafael Gobantes

Las denuncias por infringir el reglamento general de circulación crecieron el año pasado en Huesca un 5% (de 4.078 a 4.271). Un incremento que fue todavía más llamativo en los vehículos retirados por la grúa, que realizó un 26% más de servicios (de 656 a 827). Sin embargo, la causa común de ambos repuntes es similar: el comportamiento incívico de los conductores.

Y es que los aparcamientos en lugares prohibidos y en plazas reservadas para personas con movilidad reducida –las sanciones más comunes de la lista– se dispararon en su conjunto un 50%. Las primeras aumentaron de 940 a 1.230, y las segundas, de 98 a 280. Para el intendente de la Policía Local, Nicolás Hernández, estas últimas son mucho más graves "porque aparte de una mera infracción, es una falta absoluta de respeto y de educación".

El ránquin de multas lo lideró la calle Teruel (269), seguida de Ingeniero Pano (247), Padre Huesca (207) y Alcañiz (189). En esta última, la mayoría fueron por sobrepasar los límites de velocidad ya que es un punto habitual de controles del radar móvil. El año anterior, encabezaban la lista las calles Zaragoza y Ronda Industria, que cayeron en 2018 a los puestos 7º y 6º, respectivamente.

Los agentes municipales también interpusieron otras 494 denuncias que luego tramita y sanciona la DGT, número muy similar al de 2017 (484). Aun así, el intendente remarcó que hubo más sanciones por carecer de seguro o por circular sin el permiso en vigor "porque nos parecían hechos bastante graves y decidimos reforzar los controles en algunas zonas de la ciudad".

Alcohol y drogas

En 2018 también se registró un significativo aumento de las denuncias por dar positivo en alcoholemia y en drogas. Las primeras subieron de 175 a 210, un 20% más, sumando tanto administrativas (81) como penales (129). Estas últimas se interponen por superar la tasa de 0,60 (122) o por negarse a realizar la prueba (7). Y eso que se hicieron un 11% menos de controles (de 3.186 a 2.815) por la falta de efectivos.

El alcohol fue la causa de 15 de los 66 accidentes registrados en 2018 en la ciudad de Huesca tras contabilizar por primera vez también los siniestros leves, "y así tener una radiografía real de lo que ocurre en la ciudad", justifica Nicolás Hernández. El balance total fue de 133 vehículos implicados con 3 heridos graves y 77 leves. "Nunca se puede estar satisfechos porque todos queremos que no hubiese ninguno, aunque en comparación con otras ciudades estamos mejor que la mayoría".

63 positivos por drogas

También los test de detección de drogas arrojaron un incremento de positivos: del 34,5 al 36,84%. Un total de 63 conductores fueron denunciados, la mayoría por marihuana (23) y por cocaína (11). Al resto les detectaron mezclas de sustancias y hubo incluso un conductor que dio positivo en las cuatro drogas que mide el test.

También resulta significativo que bajaron las denuncias relativas a tenencia de animales. La Policía Local de Huesca impuso el año pasado 81 denuncias por animales, 25 menos que en 2017. Aun así, aumentaron las sanciones por pasear perros potencialmente peligrosos sin bozal, sin cadena o sin licencia (de 7 a 18).

Y hubo menos ruidos de vecinos y más de bares. La Policía Local tramitó el año pasado un total de 21 denuncias de la ordenanza de Convivencia por ruidos entre vecinos (10 menos que el año anterior) y otras 25 contra establecimientos hosteleros de ocio (16 en 2017).

Llegan 4 agentes y se jubilan 10

La plantilla de la Policía Local se ha visto seriamente mermada en la última década pasando de 77 agentes en 2009 a 51 en 2018. El 1 de abril se incorporarán cuatro agentes tras superar el proceso selectivo por oposición. Sin embargo, de momento no supondrán demasiado alivio ya que dos de ellos ya son policías en otros destinos pero los otros dos aún tendrán que pasar el curso de formación final en la academia. Por ello, durante unos meses prestarán servicio sin arma de fuego y no podrán poner denuncias al no poder ser nombrados aún agentes de la autoridad.

Además, a corto plazo diez funcionarios se verán beneficiados por la nueva jubilación anticipada. "Por eso, el balance va a ser negativo ya que entran cuatro pero se van a ir diez", señala el intendente Nicolás Hernández, quien ya ha solicitado que, si hay disponibilidad presupuestaria, se puedan sacar este año 17 plazas con las vacantes generadas y la tasa de reposición, cuatro de ellas de movilidad y el resto por oposición libre. 

Etiquetas
Comentarios