Despliega el menú
Huesca

crimen de sabiñánigo

Las acusaciones pedirán prisión permanente para el asesino de Naiara

La juez de Jaca ha dado 5 días a las partes para presentar sus calificaciones provisionales. El juicio con jurado podría celebrarse antes del verano.

IVAN PARDO ( JUZGADOS DE JACA ) / 13/11/2018 / FOTO : LAURA ZAMBORAIN [[[FOTOGRAFOS]]]
Ivan Pardo, el pasado noviembre, en los juzgados de Jaca.
Laura Zamboraín

La instrucción del caso del asesinato de Naiara, la niña de Sabiñánigo 8 años que murió en el verano de 2017 tras una brutal paliza a manos de su tío político después de recibir goles y descargas eléctricas como castigo por no saberse la lección, ha entrado en su fase definitiva. El Juzgado número 1 de Jaca ha dado un plazo de cinco días a las partes para que presenten sus escritos de calificación provisional de los hechos, que podrían ser juzgados antes del verano por un tribunal popular.

La Fiscalía ya anunció en su día que su postura era pedir la prisión permanente revisable para Iván Pardo Pena, autor confeso del crimen, porque era un "caso prototípico". Con todo, también recordó que la condena máxima que se contemplaría en este caso (25 años) es la misma que la que establece para el asesinato, y que a pesar del endurecimiento de la ley, también hay beneficios penitenciarios como permisos a los 8 años y el tercer grado a los 15.

También la acusación particular ejercida por Mariela Benítez, la madre de Naiara solicitará la prisión permanente revisable, como ha confirmado este martes su abogado, Luis Marín.

Está por ver, sin embargo, qué pide la Fiscalía oscense para Nieves Pena y Carlos Pardo, abuelastra y padrastro de Naiara , que están imputados por un presunto delito de violencia física y psíquica habitual. Ambos negaron en una reciente declaración ante la juez que Naiara hubiera sufrido malos tratos previos en la casa y aseguraron que no se sentían responsables de ningún hecho, apuntando como único culpable a su hijo y hermano, Iván Pardo.

Además de dar ese plazo de 5 días, en su último auto la titular del Juzgado número 1 de Jaca también ha desestimado todas las pruebas solicitadas por las partes. Tanto la acusación particular, ejercida por el padre biológico de la niña, como las defensas del presunto asesino Iván Pardo, de su madre y de su hermano solicitaron, una vez más, la declaración testifical de la madre, Mariela Benítez, como investigada o testigo.

Sin embargo, la juez insiste en que del resultado de las diligencias practicadas que no existe indicio alguno de participación en la muerte de su hija ni del conocimiento o consentimiento en los presuntos malos tratos que presuntamente se estaban dispensando a la menor en el entorno familiar de su padrastro. Además, considera que la declaración de la madre como testigo sería “innecesaria” e “inútil” ya que de haber conocido los presuntos malos tratos “no los hubiera consentido”.

Igualmente ha rechazado la exploración de las primas menores de Naiara, y las declaraciones testificales de la alcaldesa de Sabiñánigo y tenientes de alcalde, jefa de estudios y tutor de la menor, funcionarios y trabajadores sociales de la Comarca del Alto Gállego. 

Etiquetas
Comentarios