Huesca

Gastronomía

medio rural

Seis emprendedores del Pirineo lanzan al mercado la primera sidra aragonesa

Se elabora a los pies de la peña Montañesa, en una aldea de 42 habitantes, y saldrá a la venta esta semana.

El equipo al completo de Cervezas Rondadora, que acaba de lanzar al mercado la primera sidra elaborada en Aragón.
El equipo al completo de Cervezas Rondadora, que acaba de lanzar al mercado la primera sidra elaborada en Aragón.
HA

La primera sidra aragonesa que se pone a la venta se elabora en el valle de La Fueva y tiene nombre de leyenda. Así lo indica Miguel Puyalto, uno de los seis emprendedores de la Comarca del Sobrarbe que esta semana lanzarán al mercado una producción de 4.000 litros de sidra (en botellines de tercio) bajo la denominación de 'Hombre Fiero'.

Amigos del instituto "desde muy críos", Miguel Puyalto, Alejandro Lanau, Víctor Lanau, Gonzalo Fernández, Nicolás Brun y Guillermo Brun -de entre 27 y 35 años- encontraron en la fabricación de cervezas artesanas su manera de quedarse en el Sobrarbe, donde viven tres de ellos. Ahora buscan diversificar su producto en busca de nuevos mercados que les permitan seguir creciendo en este valle pirenaico. "Nuestra idea de futuro es poder vivir todos de la cerveza o al menos tener la opción, y hasta el momento estamos contentos con la decisión que tomamos porque nos permite vivir aquí", confiesa uno de ellos.

hombre fiero
La sidra 'Hombre Fiero' lleva el nombre de una leyenda del Sobrarbe.
HA

La sidra, que se pondrá a la venta esta semana a través de la página web de Cervezas Rondadora, es la primera que se elabora en Aragón para su comercialización. "Al contrario que con la cerveza, con la sidra no hay mucha tradición aquí. Puede haber gente que la haga de forma artesanal en sus casas, pero solamente a pequeña escala. Nosotros empezamos a hacer pruebas cuando llegó la época de coger manzanas. Nos animamos y dijimos: ¡a ver qué sale!", bromea uno de ellos.

El resultado -confiesan- fue mejor de lo esperado, y así pasaron de una producción inicial de 200 litros a la elaboración de más de 4.000 para su comercialización a través de diferentes canales: desde los diferentes bares de la Ribagorza, el Sobrarbe y otros establecimientos de Aragón que ya cuentan con su cerveza, a la venta online, que da opción a todo aquel que quiera probarla. 

La nueva sidra 'Hombre Fiero' se elabora en el municipio de La Cabezonada, de apenas 42 habitantes, donde se ubica la fábrica de cervezas artesanas La Rondadora. En homenaje a este pequeño municipio del valle de La Fueva, sus creadores han querido que detrás del producto haya una historia que contarle a todo el que venga de fuera. Cuenta la leyenda que un ermitaño del pueblo -conocido como el 'hombre fiero'- iba siempre desnudo y se dedicaba a robarles las manzanas de los campos a sus vecinos. "El hombre debía hacerles las mil y una, hasta que un día el resto de habitantes del municipio idearon una treta para cogerle. Le hicieron unos pantalones de mimbre y se los dejaron a la vista para que cuando se los pusiera pudieran capturarle", relata divertido Miguel.

La sidra se elabora en el municipio de La Cabezonada, de 42 habitantes.
La sidra se elabora en el municipio de La Cabezonada, de 42 habitantes.
HA

La primera producción de 'Hombre Fiero' la han elaborado con manzanas de un conocido de Lérida, pero la idea -reiteran- es servirse del propio género de la Comarca, donde ya se están plantando manzanos. "Nuestra intención es tener cada año más manzana del Sobrarbe. Vemos que la sidra es un producto que no está en el mercado, y si en la Comarca se siguen plantando manzanas vamos a tener materia prima para cerrar la cadena y anticiparnos con un producto ya posicionado", apostilla Miguel, quien anima a otros jóvenes del Sobrarbe a emprender para que la Comarca siga creciendo de la mano de la creación de empleo. "Sobrabre ahora es una comarca que gracias al turismo se mantiene demográficamente hablando, pero está necesitada de más gente joven. Estamos dependiendo del turismo, pero la situación es bastante precaria y hay muchos pueblos que se están quedando vacíos", lamenta este emprendedor de Badaín. 

A su juicio, en esta zona del Pirineo aragonés hace falta gente joven, con ideas, ganas de trabajar y a la que le guste el medio rural, para que sepa integrarse en "la gran familia" que supone para todos ellos la comarca.

"Aquí, cuando estás trabajando, vas sin parar y de culo, pero luego todo es un poco más acogedor. Conoces a todo el mundo, te llevas bien con todos. Tienes menos privacidad que en la ciudad, pero hay también unos compromisos sociales que hacen que estemos más unidos, sobre todo cuando tienes a tanta gente mayor en los pueblos. Al final tienes que ir haciendo por el otro: un día le haces la compra a tu vecina; otro ayudas al señor mayor con el coche... es la ley de vida que siempre ha habido en los pueblos. Y estamos muy contentos", concluye Puyalto. 

Etiquetas
Comentarios