Huesca
cabecera

huesca

Fomento ultima la apertura de tres túneles, pero el Monrepós seguirá en obras hasta final de verano

En las próximas semanas abrirá 12 kilómetros de la cara norte

Visita al túnel de Caldearenas de la subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco, y del jefe de Demarcación de Carreteras del Estado de Aragón, Rafael López Guarga
Subdelegación del Gobierno

El Ministerio de Fomento realizará este mes de marzo los simulacros de emergencia en los tres nuevos túneles de Monrepós de 2.885, 1.000 y 400 metros, respectivamente, con vistas a poder abrir al tráfico "próximamente" 12 kilómetros más de la A-23. Y aunque de momento no concreta fechas, todo apunta a que la puesta en servicio se podría producir antes de las próximas elecciones, lo que aliviaría los posibles atascos de las vacaciones de Semana Santa. No obstante, para ver todo el puerto convertido en autovía todavía habrá que esperar varios meses más ya que las obras del tramo Congosto del Isuela-Arguis no estarán acabadas hasta finales de verano o principios de otoño.

Así lo ha anunciado este martes el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón, Rafael López Guarga, que ha visitado los nuevos túneles junto con la subdelegada del Gobierno de España en Huesca, Isabel Blasco; el jefe de la Unidad de carreteras del Estado en Huesca, Ignacio García Cavero; la subjefa provincial de Tráfico, Cristina Ródenas, el ingeniero de la Demarcación de Carreteras, Jorge Romero; el jefe de Obra de la empresa constructora Acciona, Jorge Garcés; y el coordinador del 061 Aragón, Juan Ángel Gonzalo.

Todos ellos han comprobado el estado del nuevo túnel de Caldearenas, el segundo más largo de la provincia tras el de Somport con 2.885 metros, incluido en el tramo Alto de Monrepós-Caldearenas. Actualmente la obra civil está finalizada y solo queda pendiente de realizar el simulacro de emergencia y las pruebas de seguridad antes de su "próxima apertura". Y es que López Guarga ha insistido en que aunque los trabajos ya están "en la recta final", todavía no se puede concretar una fecha definitiva de puesta en servicio de este túnel que será unidireccional en sentido a Jaca. "Es un proceso lento pero vamos muy avanzados, por lo que será lo más pronto posible", ha señalado. 

Ademas, en la calzada en sentido Huesca, que aprovecha la actual carretera, falta por renovar también la capa de rodadura. Y para evitar las afecciones al tráfico que supondrían los cortes intermitentes, durante 2 o 3 semanas la circulación se restringirá hasta que se pueda abrir al completo. Las obras de este tramo fueron licitadas el 12 de diciembre de 2008 con un presupuesto de 97,2 millones de euros y su apertura supondrá un ahorro de 2,6 km en ese sentido de la autovía.

También está prácticamente acabada la obra civil del tramo Caldearenas-Lanave, que incluye otro túnel de 400 metros, denominado Escusaguas, donde también se llevará a cabo en breve el simulacro de seguridad. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, inauguró en julio del año pasado los primeros 4,5 kilómetros de este mismo tramo.

La puesta en funcionamiento de estos dos tramos (Monrepós-Caldearenas y la segunda parte de Caldearenas-Lanave) supondrán 12 nuevos kilómetros de autovía "y un importante avance activo en el recorrido y la seguridad vial de la autovía A-23", resaltan desde Fomento.

De forma simultánea también se realizará el simulacro del tercer nuevo túnel de Monrepós, situado en la cara sur del puerto, dentro del tramo Congosto del Isuela-Arguis, de 1.000 metros de longitud y que servirá para la calzada de subida hacia Jaca. Una vez garantizadas las condiciones de seguridad también entrará en funcionamiento aunque solo de forma bidireccional. Y es que se desviará el tráfico de la vieja calzada para adecuar al formato de autovía los tres viejos viaductos sobre el Isuela ya que fueron construidos conforme a la normativa de los años 80 y la actual es "mucho más exigente", ha recordado López Guarga. De hecho, hay que acometer refuerzos y cambiar los peraltes, entre otras cuestiones. Así, la previsión es que este último tramo no se pueda abrir al completo hasta final de verano o principio de otoño. Y para cumplir todas estas previsiones trabajan actualmente unas 40 personas entre los tres tramos pendientes de apertura del puerto.

Etiquetas
Comentarios