Huesca

Sariñena recuerda con cariño y admiración a Antonio Torres

El acto de homenaje ha incluido mensajes de compañeros, adversarios políticos y amigos, que han destacado su carácter conciliador, honestidad y buen humor.

Sariñena recuerda con cariño y admiración a Antonio Torres
P.P.A.

El cine teatro El Molino de Sariñena se ha quedado pequeño para dar cabida a las más de 300 personas que este domingo han querido recordar con cariño, respeto y admiración la figura del político aragonés Antonio Torres.

El acto ha sido organizado por el PP de Aragón, con el fin de homenajear al que fuera una pieza clave dentro de la formación y, al mismo tiempo, al gran hombre que había detrás de sus responsabilidades, según ha dicho el presidente regional de los 'populares', Luis María Beamonte, destacando su carácter conciliador, su honestidad y pasión por Aragón.

Para el líder del PP, "hoy recordamos su gran trabajo y de forma paralela, al padre, al hermano, al compañero, al amigo... que nos ha dado muchas alegrías y que nos ha dejado una impronta muy especial".

El lugar elegido no ha sido casual. De hecho, el cine teatro El Molino es una de las principales infraestructuras impulsadas por Antonio Torres durante su última etapa como alcalde de Sariñena, donde fue concejal y después, primer edil entre los años 1999 y 2007. También fue presidente provincial del PP durante 17 años, así como diputado en las Cortes de Aragón.

El acto ha contado con diversas alocuciones de políticos y amigos, que han lanzado mensajes muy emotivos, centrándose más en el hombre que en el político. A través de una grabación, el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha querido estar presente, recordando a Antonio Torres como un hombre "agradable, honesto y leal".

De igual modo, mostrando la buena relación que el político monegrino mantenía con políticos de otras formaciones, ha estado el socialista Jesús Miguel Franco, con el que mantuvo "una amistad basada en el respeto y la confianza", según ha indicado. En su opinión, Antonio Torres era un hombre "de fuertes convicciones y ante todo, honesto, consigo mismo y con los demás", lo que, junto a su talente conciliador, les permitió alcanzar diferentes acuerdos en la etapa compartida en las Cortes de Aragón.

Por el escenario, también ha pasado la expresidenta del Ejecutivo aragonés, Luisa Fernanda Rudi, quien ha recordado con "orgullo" a un hombre que "vivió para construir una sociedad basada en los valores que defiende nuestro partido"; así como el actual presidente provincial del PP, José Antonio Lagüens, quién aprendió de su antecesor "a ser más prudente, tener más templanza y saber que el mejor camino en la política es el largo y que hay que tener perseverancia". Para él, según ha dicho, "Antonio Torres es el ejemplo a seguir".

Alabando su cercanía, buen humor y vocación de servicio público, han estado además otros compañeros de formación como el senador Antonio Romero o el responsable de Nuevas Generaciones del PP en Huesca, José Luis Ferrando.

De igual modo, el acto ha contado con la participación de otros a los que brindó su apoyo en momentos difíciles como Manuel Giménez Abad, cuyo padre fue asesinado por la banda terrorista ETA en 2001, o María Teresa Grima, hermana del desaparecido alcalde de Fago, Miguel Grima.

A ellos, se han unido además grandes amigos, como Sandra Esteban, Javier Badules o José Víctor Nogués, con los que compartía su pasión por Los Monegros, el folclore, la fiesta, la familia o la buena mesa.

Tras casi dos horas, la intervención más emotiva ha sido la última, la protagonizada por la mayor de sus dos hijas, Martina, que, al igual que su padre, ha demostrado elocuencia y facilidad de palabra. Para la joven, es un orgullo "amar tanto" lo que su padre amaba: "este pueblo, sus fiestas y sus gentes", ha dicho, y además, "haber heredado su forma de ver las cosas: siempre con humor y con una sonrisa de oreja a oreja". "Papá has sido, eres y serás nuestra luz", ha concluido, levantando al abarrotado auditorio.

Etiquetas
Comentarios