Huesca

El túnel de Somport bate su récord pero solo llega al 5% del tráfico de Irún o La Junquera

Una media diaria de 1.400 vehículos cruzaron este paso internacional en 2018, un 70% más que el año anterior. El tránsito de camiones por el Portalet es casi nulo y en Bielsa no alcanza ni el 7%

Somport es el tercer paso fronterizo español que más camiones atrae con una media de 364 al día
Somport es el tercer paso fronterizo español que más camiones atrae con una media de 364 al día
Laura Zamboraín

El túnel de Somport (N-330) acaba de cumplir 16 años desde su inauguración en 2003, tras una inversión de 254 millones de euros, y lo ha celebrado batiendo su récord histórico de tráfico con más de medio millón de vehículos contabilizados en todo 2018, lo que se traduce en una media diaria de 1.403 (la anterior mejor marca era de 1.179, alcanzada el primer año de apertura). Sin embargo, el volumen de circulación que elige este paso fronterizo aragonés en comparación con los dos principales de Cataluña (La Junquera) y del País Vasco (Irún) sigue siendo residual después de casi dos décadas ya que apenas llega al 5%.

Esos 1.403 vehículos diarios suponen un aumento de casi el 70% respecto a 2017, que por contra fue el segundo peor año para el Somport porque solo cruzaron por el túnel internacional una media de 835. En los diez años anteriores, las cifras habían oscilado entre 976 y 1.170 vehículos.

Desde la Jefatura Provincial de Tráfico atribuyen este repunte "principalmente" al cierre de las carreteras contiguas por desprendimientos o avalanchas. Otra de las razones que aducen es el canon que se impuso en 2018 para circular por carreteras de Guipúzcoa al transporte pesado "porque ese sobrecoste lleva a los usuarios a utilizar las más próximas". Y por último, creen que la mejora del puerto de Monrepós, aunque aún está en obras, también atrae más tráfico.

Según las estadísticas del Ministerio de Fomento, de las 26 carreteras que atraviesan la frontera hispano-francesa, el paso con más volumen de circulación es el de La Junquera (AP-7) con 34.374 vehículos diarios en 2018, su mejor dato histórico. También batió su récord Irún (AP-8), que registró en 2017 (última cifra oficial publicada por la Diputación Foral de Guipúzcoa) un total de 25.596 vehículos. El tercer lugar lo ocupó el paso de Puigcerdá (N-152) con 7.152, y el cuarto el túnel de Viella (N-230) con 1.893. En quinto lugar se situó ya Somport.

Portalet bajó y Bielsa subió

En Aragón hay otros tres pasos fronterizos. El puerto de Somport (N-330a) contabilizó una media de 327 vehículos diarios, un 11% menos que en 2017. Mientras, en la red autonómica están el Portalet (A-136), que llegó a los 936, tras bajar también un 9,5% (estuvo cerrado por riesgo de avalanchas 14 días, tres menos que en 2017); y el túnel de Bielsa (A-138), que alcanzó los 1.014. En este caso el tráfico sí que aumentó un 3%. Y eso que estuvo clausurado 12 días en horario nocturno, cuatro más que en 2017.

En cuanto al transporte de mercancías, tanto La Junquera como Irún superan los 10.000 camiones al día. En concreto, el paso fronterizo catalán registró el año pasado 11.668 (un 34% del total de vehículos), mientras que el vasco alcanzó en 2017 los 10.494 (41%). En este ranquin el túnel de Somport sí ocupa el tercer lugar con 364 vehículos pesados al día, un 26% del total. El túnel de Viella apenas llegó al 8% (154) y el acceso por Puigcerdá se quedó solo en un 1% (78).

En los otros tres pasos aragoneses, el volumen de transporte pesado es también muy bajo. El túnel de Bielsa registró una media de 64 camiones al día (6,3%) –y otras 66 caravanas­–; el puerto de Somport registró 17 pesados diarios (5%); y por el Portalet únicamente pasaron 9 (0,96%).

También el túnel de Somport ha sufrido los rigores invernales esta temporada y de hecho durante el reciente temporal estuvo varias jornadas cerrado al tráfico, especialmente por el riesgo de aludes en la parte francesa. Un estudio elaborado por la DGA durante un prolongado corte de varias semanas por un desprendimiento cifró el impacto en 105.000 euros diarios. Una cifra que incluía los sobrecostes por el tiempo que debían emplear los viajeros para buscar alternativas, los costes de mantenimiento de las infraestructuras y carreteras, el turismo, el comercio minorista y las estaciones de esquí y la deslocalización de actividades.

Tradime culpa a Francia

Para Santiago López-Montenegro, presidente de la Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime), el túnel de Somport funciona solo "regular" para el tráfico pesado "porque se hizo una importante inversión en la parte española, aunque no están terminadas las autovías, pero la francesa sigue estando en muy malas condiciones". De ahí la enorme diferencia con los otros dos pasos de Cataluña y País Vasco, "por lo que sería interesante abrir esa Travesía Central Pirenaica que llevamos tanto tiempo pidiendo y que nos comunicaría con Francia de una forma más rápida y directa", reivindica.

López Montenegro cree que la finalización de las obras del puerto de Monrepós -previstas para esta próxima primavera- podría contribuir a aumentar el tráfico por el túnel. Y eso que insiste en que el problema principal no es ese, sino que la vertiente gala no está habilitada para el transporte pesado, "aunque las empresas francesas de la zona me consta que están haciendo fuerza para que se hagan mejoras", asegura.

Ante esta situación, las compañías aragonesas optan mayoritariamente por los pasos fronterizos de Cataluña y País Vasco, "especialmente todas las mercancías que van más lejos de un radio de 150 o 200 kilómetros". Un rodeo que, no obstante, implica importantes sobrecostes "porque todo lo que no sean líneas rectas son más kilómetros, horas de conducción y combustible", destaca. Y es que Puigcerdá y Viella son también testimoniales para el transporte pesado.

Etiquetas
Comentarios