Despliega el menú
Huesca

Los premios Félix de Azara reconocen el trabajo de investigación en las cuevas heladas del Pirineo

La investigadora Ana Moreno recibe el máximo galardón por sus estudios sobre el cambio del clima y el medio ambiente en los últimos 6.000 años

Foto de familia de los premiados en todas las categorías
Foto de familia de los premiados en todas las categorías
Álvaro Calvo

Los premios de medio ambiente Félix de Azara que otorga cada año la Diputación de Huesca han reconocido este año el trabajo de investigación realizado en las cuevas heladas del Pirineo. En la gala de entrega de los galardones, el presidente, Miguel Gracia, ha reivindicado la necesidad de que "los más jóvenes, sobre todo en las grandes ciudades, aprendan desde las primeras etapas educativas que el medio rural ha de preservarse porque es importante para su futuro". "Expresiones como ser de provincias o ser de pueblo deben transformarse y verse como medio de oportunidades y recursos", ha dicho.

Los premios en recuerdo del naturalista oscense Félix de Azara han llegado este viernes a su 21 edición, con los científicos de la Universidad de Zaragoza y del Instituto Pirenaico de Ecología como protagonistas, reconociendo los estudios sobre los efectos del cambio climático en las cuevas heladas. Ana Moreno, científica que junto a Miguel Bartolomé ha recogido el máximo galardón, ha tenido unas palabras de recuerdo para Carlos Sancho, fallecido recientemente. "Fue la persona que comenzó la investigación en cuevas heladas que hoy se premia. Con su buen olfato de geomorfólogo y paleoclimatólogo, supo reconocer la importancia de estos depósitos como almacenes extraordinarios de información sobre cómo era el clima de hace miles de años en el Pirineo, fue profesor de todos nosotros y a todos nos transmitió su amor por la geología, sus conocimientos sobre el paisaje y su pasión por el trabajo de campo".

Ha destacado también la labor de los espeleólogos y de todas las personas que han hecho posible con su dedicación y compromiso este trabajo, centrado en ver cómo ha cambiado el clima y el medio ambiente en los últimos 6.000 años gracias a los indicadores que proporciona el hielo. "Un hielo que, - ha añadido- se está perdiendo en la última década a una rapidez mayor por ese calentamiento global".

Junto a estos dos científicos, y ante más de 250 personas que han completado el aforo del salón de actos y la sala Saura de la Diputación, han estado también María Leunda, Belén Oliva, Ánchel Belmonte y familiares de Carlos Sancho. Ana Moreno ha agradecido el galardón que ha otorgado la Diputación Provincial de Huesca "a un trabajo colectivo, duro y generalmente poco reconocido".

Los Félix de Azara reconocen la investigación en las cuevas heladas del Pirineo

Imagen de familia con todos los premiados. Foto: Álvaro Calvo

Además de este galardón, en el acto, conducido por el divulgador científico Luis Quevedo, se han entregado los premios del resto de categorías: el colegio montisonense Santo Domingo Savio; el equipo de redacción de Igual Dá formado por integrantes de la coordinadora Cadis Huesca; la empresa Agropal; la periodista Elena Puértolas como responsable de la sección Contra la despoblación en Diario del Altoaragón; además del fotógrafo Alfonso Ferrer, como primer premio internacional de fotografía David Gómez Samitier.

El resto de iniciativas que también han sido reconocidas son: el CRA Baja Ribagorza y el IES Sierra de San Quílez, Tam Tam Comunicación (Cope Alto Aragón) y los fotógrafos Pedro Montaner y Joaquín Barrabés. A estos se suman dos grupos de investigación de la Escuela Politécnica del Campus de Huesca y los autores Carlos Tarazona y Javier Torres en la parte editorial.

La gala ha estado amenizada por música al piano en directo y la danza protagonizada por jóvenes que han preparado especialmente para este acto el espectáculo ‘H 2O, Somos Agua’, acerca de la evolución de la naturaleza y medio natural y la importancia precisamente del agua en la misma.

Etiquetas
Comentarios