Despliega el menú
Huesca

La Policía de Huesca denuncia a 11 conductores en los controles del fin de semana y a una grafitera

Las infracciones eran por consumo de alcohol, no pasar la ITV, circular con el permiso caducado o no tener seguro. Además, los agentes pillaron a una conductora que se bajaba del coche para hacer grafitis

Un control de la Policía Local de Huesca
Un control de la Policía Local de Huesca
Rafael Gobantes

Los controles realizados el pasado fin de semana por la Policía Local de Huesca dieron como resultado la detención de dos conductores por consumo de alchol y varias denuncias por irregularidades en el estado del vehículo o el permiso de circulación contra otros nueve. Además, se interceptó a una conductora que se bajaba de su vehículo para realizar pintadas. Contra ella se ha propuesto una sanción de 1.000 euros, pero además en una inspección por la zona se detectaron ocho grafitos con la misma firma que se están investigando.

Los dos detenidos por consumo de alcohol superaban la tasa de alcoholemia de 0,60 mlgs. por litro de aire espirado. En concreto, dieron 0,70 y 0,82 mlgs. Los agentes incoaron un atestado contra ellos y lo remitieron al juzgado, que debe citar a los implicados a un juicio rápido.

Pero los controles, además de verificar el consumo de alcohol o la presencia de drogas, tenían por objeto comprobar la documentación. El balance fue de cinco denuncias contra otros tantos titulares de  vehículos por no presentar los mismos a la ITV en el plazo establecido; otras dos por no haber suscrito el seguro de responsabilidad civil obligatorio (los coches fueron retirados por el servicio de grúa municipal y trasladados hasta el depósito de vehículos); y dos más por conducir con el permiso de conducción caducado.

Además, gracias a la colaboración ciudadana y a la rápida intervención de los efectivos de la Policía Local, se localizó a una conductora que se dedicaba a realizar grafitis en diferentes vías de la ciudad. Fue un ciudadano el que en la madrugada del sábado llamó a la sala del 092 alertando de que había observado cómo una mujer que iba al volante de un coche se había apeado de él para realizar un grafiti en una pared. Inmediatamente, varios agentes se desplazaron hasta la zona y observaron que había un dibujo reciente tipo firma en una pared. La pintura aún no se había secado, pero el autor ya había huido del lugar.

Se organizó un dispositivo de búsqueda y una de las patrullas logró sorprender a una joven que respondía a las características físicas y otros datos facilitados por el ciudadano. Al identificarla, la implicada reconoció la autoría de las pintadas. Ha sido denunciada por una infracción a la Ordenanza de Seguridad y Convivencia Ciudadana, con una propuesta de sanción de 1.000 euros, así como la reposición a su estado actual de los elementos alterados o deberá correr con los gastos.

En una inspección de la zona próxima al emplazamiento de la identificación, los agentes vieron al menos ocho grafitos con la misma firma que la usada por la denunciada. Tomaron fotografías, que se incorporaron a la denuncia para comprobar si es la misma autora.

Etiquetas
Comentarios