Despliega el menú
Huesca

Huesca y Teruel no quieren perder peso político en las Cortes de Aragón

Los presidentes de las dos diputaciones firman un manifiesto pidiendo que no se acreciente el desequilibrio con Zaragoza, ya que el último padrón puede hacerles perder diputados

Los presidentes de las Diputaciones de Huesca (izquierda) y Teruel, el pasado diciembre, cuando se presentó en Madrid la Cátedra por el Reto Demográfico.
Los presidentes de las Diputaciones de Huesca (izquierda) y Teruel, el pasado diciembre, cuando se presentó en Madrid la Cátedra por el Reto Demográfico.
Diputación de Huesca

El descenso de población tiene, entre otros efectos, el de la pérdida de poder político. Lo han dejado claro este jueves los presidentes de las Diputaciones de Teruel y Huesca, Ramón Millán (PAR) y Miguel Gracia (PSOE), mostrando su preocupación ante la posibilidad de que ambas provincias puedan ver mermado el número de diputados autonómicos y, por lo tanto, se acreciente el desequilibrio territorial entre Zaragoza y las otras dos provincias. Millán y Gracia han consensuado un manifiesto instando a no aumentar más esta brecha.

La actual composición del parlamento aragonés establece un número de 67 diputados. A cada provincia le corresponde un mínimo inicial de 13 diputados y los 28 restantes se reparten según la población. Así, en la actualidad hay 14 por la provincia de Teruel, 18 por la de Huesca y 35 diputados por la de Zaragoza. Pero las cifras del último padrón suponen una modificación en la reasignación de diputados por provincias. Teruel ha perdido casi 1.000 habitantes y Huesca, 357, siendo la provincia de Zaragoza la única que suma, 1.325 en un año. Según el Estatuto de Autonomía de Aragón, el número de diputados puede estar comprendido entre 65 y 80.

Ante la cercanía de las elecciones autonómicas y de la publicación del decreto de convocatoria, los portavoces parlamentarios han iniciado un debate sobre la asignación de escaños. Teruel podría perder un diputado, que ganaría Zaragoza, y Huesca se quedaría igual. Sin embargo, los grupos políticos barajan diferentes fórmulas en función, por ejemplo, de si se tiene en cuenta el padrón o el censo de electores.

En este contexto, los dos presidentes provinciales instan a las Cortes y a todos los grupos políticos a que prioricen una fórmula que posibilite “un verdadero equilibrio político y territorial en lo que supone la organización institucional de la Comunidad Autónoma aragonesa”, y plantean “la apertura de un debate que no aumente más la brecha de la representación política entre la gran ciudad - Zaragoza- y el resto del territorio”. Según señalan en el manifiesto, “la prevalencia de la supremacía de Zaragoza sobre Huesca y Teruel solo acentúa y acrecenta el desequilibrio territorial”.

En el manifiesto plantean que Aragón se fije en ejemplos como el del País Vasco, donde cada provincia tiene el mismo número de representantes en el Parlamento “y donde además hay una efectiva descentralización administrativa del Gobierno”.

La iniciativa, que se someterá a los plenos de las diputaciones, insta por último a las instituciones autonómicas “a que se comprometan de verdad a trasladar el discurso de la vertebración territorial y de la necesidad de escuchar a los territorios menos poblados a toda la arquitectura institucional de las administraciones de esta Comunidad Autónoma”.

“Planteamos un debate sereno después de las elecciones porque habría que cambiar algunas leyes”, ha declarado Miguel Gracia tras hacerse público el comunicado. En su opinión, debe primar “la solidaridad territorial” y hay que mirarse en ejemplos como el del País Vasco.

Etiquetas
Comentarios