Despliega el menú
Huesca

El túnel de Bielsa se reabre al tráfico tras limpiar las avalanchas en la parte francesa

Otras cuatro carreteras permanecen cortadas en el Pirineo por el riesgo de aludes

Un niño y su padre salen a jugar con el trineo en Sallent, que ha amanecido cubierta de nieve
Un niño y su padre salen a jugar con el trineo en Sallent, que ha amanecido cubierta de nieve
Rafael Gobantes

El paso a Francia a través del túnel internacional de Bielsa vuelve a estar operativo desde las 13.15 de este domingo, 24 horas después de que tuviera que ser cerrado por el riesgo de avalanchas en la parte francesa. El consorcio del paso Bielsa-Aragnouet decidió interrumpir el tráfico el sábado tras la caída de un alud de medio metro de altura sobre la carretera. La comisión de seguridad, reunida en Aragnouet a las 9.00 ha dado vía libre para abrir a partir de las 10.30, pero ha surgido un nuevo inconveniente. Y es que se ha descubierto que durante la noche había caído otra avalancha, de mayores dimensiones: 1,80 m de alto por 30 de ancho que ha cubierto los dos carriles, a menos de un kilómetro de la boca norte.

Las máquinas han trabajado toda la mañana para despejar la vía y sobre las 13.15 se han abierto los accesos al túnel. No obstante, cuatro carreteras permanecen cortadas como consecuencia del temporal de nieve y viento de los últimos días. Aunque las restricciones en la red viaria han disminuido, todavía hay una treintena de incidencias, según la Dirección General de Tráfico, la mayoría en la provincia de Huesca pero también en la de Teruel. 

Entre los tramos cortados figuran dos de los cuatro pasos fronterizos. Es posible atravesar a Francia por el túnel internacional de Somport y por el de Bielsa. El de Portalet lleva una semana clausurado por riesgo de aludes en el vecino país, y la nieve también impide transitar por el puerto de Somport.

La acumulación de nieve después de tantos días de precipitaciones también provocó el sábado el cierre del acceso a Llanos del Hospital, en el tramo final de la A-139. Sobre las cinco de la tarde cayó un alud justo donde está la visera que protege la calzada. Fue un aviso del riesgo existente. Según Jorge Mayoral, del complejo turístico de Llanos del Hospital, donde se han quedado aislados 45 clientes y una veintena de trabajadores, esta situación se mantendrá hasta el lunes. Este día los helicópteros precipitarán avalanchas para tirar la nieve acumulada, si las condiciones mterorológicas lo permiten. También sigue cerrada por el mismo motivo la carretera de acceso al otro complejo turístico situado a unos 1.800 metros de altitud, el balneario de Panticosa, que ya lleva así una semana.

Otro de los tramos que estaban cerrados el sábado y se ha podido abrir hoy es la carretera que va de Canfranc a las estaciones de Candanchú y Astún.

Etiquetas
Comentarios