Despliega el menú
Huesca

Se reabre la calzada central del paseo Ramón y Cajal de Huesca tras 4 meses de obras

Con un presupuesto de dos millones de euros, esta primera fase del proyecto estará terminada la próxima primavera

Visita del alcalde de Huesca a las obras de Ramón y Cajal
Visita del alcalde de Huesca a las obras de Ramón y Cajal
Rafael Gobantes

Los vehículos vuelven a circular por la calzada central –con nueva rotonda incluida– del paseo de Ramón y Cajal, una de las principales arterias de la ciudad de Huesca y que está inmersa en una profunda remodelación con el objetivo de que el peatón gane espacio.

Los trabajos de esta primera fase, que comprenden el tramo entre el puente del Isuela y la calle de José María Lacasa, están valorados en dos millones de euros y estarán terminados la próxima primavera. Se espera que después del verano pueda comenzar la segunda fase (entre las calles José María Lacasa y Camila Gracia), con un plazo de ejecución y un presupuesto muy similares. Entre las tres fases previstas, la inversión asciende a 6,3 millones.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha visitado este jueves las obras de reurbanización y ha mostrado su "satisfacción" por la marcha de los trabajos, que ahora se van a centrar en las dos vías laterales. "Hace cuarenta años que no se actuaba en este paseo, que seguía teniendo configuración de carretera nacional en pleno casco urbano y esta remodelación es importante para cambiar la fisonomía de esta zona de la ciudad", ha destacado.

Se reabre la calzada central del paseo Ramón y Cajal de Huesca tras 4 meses de obras

La sustitución de las redes subterráneas, por su antigüedad, es el aspecto que más dificultades presenta en la ejecución de la obra, según precisó el arquitecto municipal Pedro Lafuente.

La segunda parte de la obra que comienza ahora obliga a cerrar los carriles laterales a vehículos. Para favorecer la continuidad de la actividad comercial, se han habilitado cuatro zonas de carga y descarga en las calles adyacentes (José Mª Lacasa, Luis Mur Ventura, inicio de la avenida de los Danzantes y Pedro Arnal Cavero). Y los peatones pueden seguir transitando por las aceras.

El proyecto recoge la ampliación de las aceras laterales hasta siete metros, una calzada central con dos carriles de circulación y áreas de aparcamiento a ambos lados en espiga, con unas 80 plazas en total, además de zonas de carga y descarga. También habrá grandes parterres y áreas con juegos infantiles, que se ubicarán en un paseo entre los cedros, los cuales tendrán una iluminación especial con proyectores. El paseo tendrá también carril bici.

Etiquetas
Comentarios