Despliega el menú
Huesca

Reabren el túnel y el puerto de Somport, pero siguen cortadas cuatro carreteras en el Pirineo

Se mantienen cerrados Portalet y el túnel de Bielsa, además de los accesos al balneario de Panticosa y Llanos del Hospital de Benasque. El sábado el temporal de nieve y viento volverá a cobrar fuerza

Las copiosas nevadas de los últimos días han acumulado dos metros en muchos lugares del Pirineo, como la terraza del Hotel Candanchú
Las copiosas nevadas de los últimos días han acumulado dos metros en muchos lugares del Pirineo, como la terraza del Hotel Candanchú
H. C.

El Pirineo oscense sigue sufriendo las consecuencias de un temporal que ya se alarga diez días y que se agravará aún más este sábado, ya que la Agencia Estatal de Meteorología ha activado avisos importantes por nuevas nevadas que podrían dejar 20 centímetros en el Pirineo, especialmente persistentes en la zona más occidental y a cualquier cota, y por fuertes vientos que alcanzarán rachas de entre 80 y 100 kilómetros hora en todo Aragón.

Este jueves, el norte de la provincia de Huesca se despertó con todos los pasos fronterizos cortados salvo el túnel de Bielsa (A-138), donde solo se permitía el tránsito de turismos con cadenas o neumáticos de invierno. No obstante, a las 18.45 también se hizo un cierre preventivo por riesgo de avalanchas. Está previsto que se reabra este viernes a las 9.00, según informó el Consorcio Bielsa-Aragnouet.

Por suerte, desde las 16.00 también se volvieron a poner en servicio el túnel internacional de Somport (que se había cerrado de forma preventiva para que las autoridades galas realizaran voladuras antialudes controladas) y la vertiente francesa del puerto.

Por contra, permaneció cortado el Portalet (A-136), donde en los últimos diez días calculan que se han acumulado entre 2 y 2,5 metros de nieve fresca. Además de caer alguna avalancha sobre la vía, el fuerte viento ha dificultado la limpieza. Este viernes, si el tiempo lo permite, se hará un vuelo de reconocimiento y la comisión de aludes evaluará la situación porque el riesgo sigue en nivel 4.

De madrugada fue necesario incluso cerrar la A-136 desde Biescas, aunque a las 8.00 se levantó la restricción. También fue obligatorio usar cadenas en media docena más de carreteras.

A ello hay que unir los cortes de los accesos al balneario de Panticosa (A-2606) y Llanos del Hospital de Benasque (A-139) por riesgo de aludes. En ambos complejos permanecen aislados desde el lunes medio centenar de personas entre clientes y trabajadores. Desde la DGA ya advirtieron de que no se reabrirían hasta que estuviera garantizada la seguridad de los operarios de vialidad invernal y de los usuarios.

El temporal no da tregua y mantiene cerrados todos los pasos a Francia, excepto Bielsa

Situación actual del complejo de Llanos del Hospital de Benasque. Jorge Mayoral

Un alud sobre la A-139

Este jueves comenzaron los trabajos de limpieza de la A-139 para retirar un alud al rebajarse a nivel 3 el riesgo, informó la DGA, y los expertos no descartan que se pueda producir alguno más. Para ello, desplazaron un quitanieves y una pala cargadora. Confían en que a última hora de la mañana de este viernes se pueda abrir "si las condiciones no se complican", avisaron las mismas fuentes.

Fernando Pañar, responsable del complejo turístico, se quejó este jueves de no haber recibido en los últimos días una información más puntual y actualizada sobre el estado de las laderas y el cierre de la comunicación. "No entramos en la decisión de prolongar el cierre de la carretera, porque para eso están los técnicos, pero sí que hemos echado en falta en algún momento una información más coordinada y fluida para poder actuar en consecuencia", comentó. Si las previsiones se cumplen y pueden reabrir este fin de semana, esperan ofrecer en el espacio nórdico 15 kilómetros con espesores de entre 100 y 170 centímetros de nieve polvo.

Más incertidumbre hay sobre la posible reapertura de la carretera del balneario de Panticosa. Desde la DGA ya anunciaron que quizá el cierre podría prolongarse toda la semana y va camino de ello. En este caso todavía no se ha podido entrar a limpiar la carretera porque el riesgo de aludes todavía es elevado, de 4 sobre una escala de 5, aseguraron.

Críticas del PP a la DGA

Desde el PP criticaron este jueves al Gobierno de Aragón por la "escasa planificación" para paliar las consecuencias de las nevadas de los últimos días y reclamaron "soluciones" para evitar que el temporal que está padeciendo el Alto Aragón mantenga "en cuarentena" las comunicaciones del territorio. Para Javier Campoy, portavoz popular de Vertebración del Territorio en las Cortes, los incidentes en las comunicaciones carreteras y ferroviarias "son situaciones para las que el Gobierno debería de estar preparado, contar con un plan". "Entendemos que haya que efectuar cortes de tráfico por precaución y seguridad, pero la información y la coordinación de cómo se gestionan los pasos alternativos está dejando mucho que desear", denunció el diputado autonómico. Además, lamentó los perjuicios económicos causados "porque empresarios y trabajadores están perdiendo dinero cada hora que las comunicaciones con Francia están bloqueadas".

Por su parte, el presidente de Aragón, Javier Lambán, también se refirió este jueves a los cortes registrados estos últimos días en los pasos fronterizos con Francia. Recalcó ante todo que son problemas climatológicos "difíciles de evitar", aunque también insistió en la necesidad de que las autoridades galas los "prevean" para evitar colapsos y problemas y tratar así de que causen "los menos quebrantos posibles al desarrollo normal de la vida de los territorios y sus gentes". Con todo, el presidente también resaltó que "es mejor tener algún inconveniente derivado de que nieve a que no lo haga porque entonces los problemas son mayores".

El tráfico de trenes Jaca-Canfranc sigue cerrado
El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) mantiene cerrado el tráfico de trenes entre Jaca y Canfranc, una medida que tomó el miércoles por la tarde por las "condiciones meteorológicas" de la zona y para evitar que se repitiera el grave incidente ocurrido el martes, cuando un ‘tamagotchi’ se quedó encallado 600 metros después de arrancar de la estación internacional y fue necesario evacuar a 58 pasajeros. Para paliar las consecuencias de esta decisión, Renfe ofrece transporte alternativo por carretera entre las dos estaciones.

El corte de este tramo ha afectado ya a cinco servicios. El primero fue el miércoles y los dos únicos viajeros afectados fueron trasladados por carretera, mientras que este jueves hubo otros cuatro y obligó a Renfe a facilitar transporte a un total de 15 usuarios.

Era el cuarto día que la operadora suspendía servicios por la falta de limpieza de la nieve en la vía, una responsabilidad que recae en el ADIF. De hecho, Renfe ya avisó el miércoles de que si no pasaba la quitanieves previamente o las condiciones empeoraban, el servicio entre Jaca y Canfranc se prestaría por carretera.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, se mostró este jueves convencido de que "no se van a volver a producir" incidentes con el canfranero después de que el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, haya tenido conversaciones al respecto con el presidente de Renfe, Isaías Táboas.

Lambán: "No debió salir el tren"

Con todo, también lamentó lo ocurrido el martes porque, a su juicio, "debió haberse evitado planteando que no saliera el viaje". Lambán considera que la línea Zaragoza-Canfranc tendría que haber seguido el ejemplo de otras carreteras "que a veces se cortan porque son intransitables" y se debería haber suspendido el servicio. No obstante, recalcó que la "solución definitiva" será la inversión que hay que hacer en el Canfranc y cuyos estudios están "casi finalizados".

Por su parte, desde la Coordinadora para la reapertura de la línea Canfranc-Oloron exigen mantener la vía en condiciones "con independencia de las inclemencias invernales, tan normales como esperables en un ferrocarril de montaña como este".

Etiquetas
Comentarios