Despliega el menú
Huesca

Renfe suspende por tercer día servicios del canfranero por falta de limpieza de la nieve

Hará transbordo por carretera de Jaca a Canfranc hasta que el Adif garantice que la vía está expedita.

El canfranero, llegando este miércoles a la estación internacional
El canfranero, llegando este miércoles a la estación internacional
Laura Zamboraín

Los viajeros del canfranero no ganan para sustos con este último temporal. Y es que al día siguiente de que un ‘tamagotchi’ se quedara atascado en la nieve solo 600 metros después de arrancar de la estación internacional obligando a evacuar a 58 pasajeros abriendo paso a paladas, Renfe volvió a suspender el miércoles otro servicio de la línea Canfranc-Zaragoza por la falta de limpieza de la vía y estableció un transbordo por carretera para el tramo final desde Jaca. Fue el tercer día consecutivo que se cancelaban trenes ya que el lunes, en previsión de las nevadas, ya puso un transporte alternativo.

La compañía ferroviaria decidió interrumpir a partir de las 20.00 el servicio entre Jaca y Canfranc "obligado por las condiciones meteorológicas adversas", aseguró. A raíz de esta decisión y como alternativa para facilitar la movilidad de los viajeros, estableció un servicio alternativo por carretera entre estas dos estaciones que afectó al último convoy de la jornada, que salió a las 15.49 desde la capital aragonesa. Esta suspensión se mantendrá en vigor hasta que el Adif (responsable del mantenimiento de la infraestructura) garantice que la vía está en condiciones para que puedan circular los convoyes, insistió Renfe.

Además, al mediodía, otro ‘tamagotchi’ llegó con 20 minutos de retraso a la localidad del valle del Aragón también por culpa de la presencia de nieve sobre la vía. Los otros dos servicios de ayer con salida desde Canfranc a las 6.00 y a las 17.53 sí pudieron realizar sus respectivos trayectos con total normalidad y sin retrasos.

La Coordinadora para la reapertura de la línea Canfranc-Oloron criticó la nula previsión de Renfe y el Adif ante la grave incidencia del pasado martes "porque se sabía que iba a nevar en el Pirineo y la locomotora provista de cuña aparta-nieves estuvo todo el día parada en la estación de Jaca". Y exigieron que se acelere la modernización de la línea Huesca-Canfranc y la renovación urgente de los obsoletos trenes, además de que se mantenga la vía en condiciones "con independencia de las inclemencias invernales, tan normales como esperables en un ferrocarril de montaña como este", destacaron.

Mientras, el Gobierno de Aragón aseguró que la Dirección General de Movilidad e Infraestructuras estuvo "al corriente" del incidente del martes y en contacto permanente con los responsables de la compañía ferroviaria, y resaltaron que en todos los encuentros con representantes de Renfe y Adif reivindican "la mejora de las infraestructuras en Aragón as como la necesidad de contar con un mejor material rodante".

La nieve ralentizaba la marcha

El tren que partió a a las 8.45 desde Zaragoza alcanzó su destino final con 20 minutos de retraso.  Renfe atribuyó la demora a las "condiciones meteorológicas" pese a que el Adif había asegurado previamente que se habían llevado a cabo recorridos con la máquina quitanieves para garantizar la limpieza de la vía. En este sentido, desde la compañía ferroviaria afirmaron que cuando pasó el convoy, no estaba del todo limpia porque no había parado de nevar, "lo que ralentizaba la marcha del tren, aunque no impedía la circulación", destacaron.

El tren había llegado puntual y sin ninguna incidencia a Jaca, a las 12.00, pero en el trayecto hasta la localidad canfranquesa fue acumulando retraso. El automotor tuvo que pararse incluso a la entrada del túnel de Canfranc, pero posteriormente pudo continuar su marcha hasta alcanzar la estación internacional, donde llegó muy despacio. Los cinco únicos pasajeros que iban a bordo se había subido en Jaca.

Tras el grave percance del martes, que hizo que los 58 afectados llegaran a Zaragoza ya a medianoche, el miércoles por la mañana se pudo restablecer la circulación de la línea Canfranc-Zaragoza y el convoy que tenía que salir a las 6.00 de la estación internacional con destino a Delicias pudo realizar el trayecto con normalidad.

Posteriormente, el quitanieves de Adif volvió a pasar por la vía sobre las 11.00, aunque eso no impidió que el primer servicio del día Zaragoza-Canfranc llegara con 20 minutos de retraso.

Renfe pide medidas al Adif

Desde Renfe instaron el miércoles al Adif a tomar medidas para evitar que se repitiera la situación. Así, solicitaron que ante la previsión meteorológica de nuevas nevadas "se realicen expediciones previas con el quitanieves a la salida del tren", señalaron. La compañía ferroviaria también advirtió de que si esta limpieza no se produjera o las condiciones empeoraran, el servicio se prestaría por carretera entre Jaca y Canfranc.

Etiquetas
Comentarios