Despliega el menú
Huesca

Fomento resta peligrosidad al cruce de Aurín en la N-330

Los vecinos denuncian el retraso en la instalación de medidas que aumenten la seguridad en la zona.

Señales que se han instalado en el cruce de Aurín.
Señales que se han instalado en el cruce de Aurín.
Laura Zamboraín

La intersección de Aurín, en la N-330 junto a Sabiñánigo sigue sin contar, de momento, con elementos que garanticen la seguridad de la zona, tal y como llevan demandando desde hace tiempo los vecinos de este pequeño núcleo. Primero se anunció un cruce inteligente, luego un radar fijo, pero varios meses después sólo se han instalado señales horizontales de aviso de intersección y de limitación de velocidad y se han limpiado los márgenes de la carretera. Esto resulta insuficiente para la Asociación de Vecinos de Aurín. Ahora, el Gobierno de España dice que esta intersección, según consta en los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) y de la Dirección General de Carreteras (DGC) del Ministerio de Fomento, “no reviste un índice de peligrosidad superior al resto de los tramos de esa carretera”.

Explican igualmente que entre octubre y noviembre, “se ha procedido a intensificar la limpieza de las márgenes, se han instalado hitos de balizamiento para delimitar la intersección y se ha reforzado la señalización vertical de aviso de la intersección y de limitación de la velocidad con fondo amarillo luminiscente”. Además, y por lo que se refiere al ámbito de competencias del Ministerio del Interior, se informa que “en el punto kilométrico 628,200 de la carretera N-330, intersección denominada cruce de Aurín, la Dirección General de Tráfico tenía previsto realizar durante este año una intervención consistente en un cruce inteligente”.

Esta es la respuesta del Gobierno a las preguntas formuladas por CHA, a través del Senador de Compromís Carles Mulet, sobre las medidas que va a tomar el gobierno para mejorar la seguridad, los plazos previstos para actuar, las medidas que se han tomado hasta el momento y la causa por la que no se ha instalado un radar inteligente. Por ello, CHA considera un “jarro de agua fría” esta contestación.

A principios de diciembre, miembros de la Asociación de Vecinos de Aurín mantuvieron una reunión en la Subdelegación del Gobierno en Huesca con la subdelegada y representantes del Ministerio de Fomento, en la que se comprometieron en la instalación de un radar, además de más señalización. Pero dos meses después “todo sigue igual y no sabemos nada”, explica Fernando Tomás, portavoz de los vecinos de Aurín. “Para la instalación del cruce inteligente tenían de plazo hasta junio y había una partida económica, pero no se hizo, y con el radar todo fueron buenas propuestas, pero tampoco se ha instalado, y también dijeron que estaba presupuestado”, ha añadido. Era el Ayuntamiento de Sabiñánigo “el que se tenía que hacer cargo de hacer la zanja para su instalación”. Por ello, los vecinos se muestran “descontentos y desanimados” y “ya no sabemos qué hacer para que se ponga solución al tercer punto más peligroso de España”.

El Ayuntamiento de Sabiñánigo tiene adjudicado y aprobado el presupuesto para la ejecución de la obra del radar de Aurín, pero están pendientes de los permisos necesarios para acometer la obra. La alcaldesa de Sabiñánigo también se quiere reunir con los vecinos de Aurín para explicarles la situación. Pero “si no hay reunión, ni empiezan las obras, realizaremos otro corte de la carretera”, ha concluido el portavoz de los vecinos.

Etiquetas
Comentarios