Huesca

Premio a unos pioneros de los hoteles sostenibles

El hotel Mediodía de Plan ha recibido una mención honrífica de la Secretaría de Estado de Turismo por su proyecto de reforma, que aplica criterios para el ahorro energético

Ana María Puy, abajo el centro de la imagen, con el premio otorgado al hotel Mediodía.
Ana María Puy, abajo el centro de la imagen, con el premio otorgado al hotel Mediodía.
Heraldo.es

El hotel Mediodía de Plan, en el valle de Chistau, ha recibido una mención honorifica de la Secretaría de Estado de Turismo por su proyecto de reforma de rehabilitación hotelera sostenible. Se trata de una iniciativa con la que se aplican los criterios del estándar ‘passivhaus’ (‘casas pasivas’) en las obras de rehabilitación de la primera fase de este establecimiento hotelero, con un consumo muy bajo de energía para calefacción y refrigeración. La reforma ha consistido en la modificación de la buhardilla de la planta bajo cubierta, la ejecución de una nueva escalera protegida, ascensor, previsión de espacio para montacargas y aseos generales adaptados.

El resultado final ha sido pasar de un hotel de una estrella a uno de tres con la inclusión de un hotel-apartamento de tres estrellas en la buhardilla. La construcción original data de 1985 y se ha sustituido su caldera de leña, de escaso rendimiento energético y mucha producción de humos, por aerotermia de alto rendimiento con la que el ahorro energético es del 40 %. Ana María Puy, directora y propietaria, explica que en el estableciminto son “amantes de la naturaleza” y por ello decidieron ante todo realizar esta reforma “con unos criterios de sostenibilidad para poner nuestro granito de arena en la protección del medio ambiente”.

No lo hicieron con vistas a presentarse al concurso, en el que también se distinguió a varias de las grandes cadenas hoteleras del país junto a otro establecimiento familiar de Navarra, lo que muestra que “pequeñas empresas podemos conseguir grandes logros”. Puy destaca que se saque adelante una idea que “ayuda a no contaminar, pues los consumos energéticos han caído. La senda que hemos tomado es la que dentro de unos años exigirán y todo lo que hemos alcanzado será pronto una norma. Los pequeños también podemos, solo hace falta tener ganas”.

Asimismo, el hotel-apartamento ubicado en la buhardilla remodelada dispone de una instalación de climatización independiente frío-calor del resto del edificio también por aerotermia. Los retornos son inferiores, con lo que el confort térmico aumenta de forma apreciable y más en techos altos abuhardillados, lo que reduce la estratificación del calor. Se dispone también de un sistema de ventilación con recuperación energética por intercambiador de calor de alto rendimiento.

Los valores de referencia son los ‘passivhaus’ de los edificios construidos en Europa que buscan el ahorro de las necesidades de calefacción y refrigeración con un clima que se puede asimilar al de la zona. Todas las luminarias son tipo LED. El ascensor, de 650 kilogramos de capacidad, es de bajo consumo. El aislamiento térmico en la remodelación de cubierta y paredes es aproximadamente 1,6 veces el exigido por el actual Codigo Técnico de la Edificación (CTE).

El proyecto recogía la instalación de 10 kilovatios de paneles solares fotovoltaicos, si bien Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón no ha autorizado su colocación. Tampoco dispone el hotel de los permisos para la colocación de captadores solares térmicos. Con todo lo anterior, el consumo energético es muy bajo. Las medidas destinadas al ahorro en el consumo de agua y otros se acometerán en cuanto prosiga la reforma del edificio.

Etiquetas
Comentarios