Despliega el menú
Huesca

La crecida del Ebro llega este lunes a Zaragoza con cerca de 1.800 m3/s

La crecida ya ha inundado unas mil hectáreas de campos en Novillas.

Zaragoza se prepara para la llegada de la crecida del Ebro
Zaragoza se prepara para la llegada de la crecida del Ebro
José Miguel Marco

La punta de la crecida del Ebro llegará a la capital aragonesa durante la madrugada de este lunes con unos 1.500-1.800 metros cúbicos por segundo según las previsiones que maneja la Confederación Hidrográfica del Ebro, después de haber inundado unas mil hectáreas de campos en Novillas, la primera población ribereña de la provincia, donde el río "ya está de bajada", y unas cien en Pradilla.

El alcalde de Novillas, José Ayesa, ha explicado que la punta de la crecida ha llegado a la población entre las 6.00 y las 7.00 de esta madrugada con una altura superior a los 7 metros y unos 1.900 m3/s que ya "van menguando".

Ayesa, con resignación porque ya están "acostumbrados" y las crecidas del Ebro forman parte "de la rutina", según asegura, mantiene que entre su población y la de Gallur "se queda mucha agua" porque son "prácticamente el pantano que protege Zaragoza y a la parte baja del río" y vaticina que el Ebro llegará a la capital aragonesa con menor caudal del que ha pasado por Novillas y con una altura de unos 4 metros.

El río ha alcanzado también ya su máximo caudal a paso por Pradilla este domingo por la mañana, donde ha alcanzado los 6 metros de altura y un caudal de unos 1.700 m3/s que ya está "estabilizado" y se espera que empiece "a bajar" a partir de esta tarde, según ha indicado el alcalde, Luis Eduardo Moncín.

Unas cien hectáreas calcula el alcalde que ha inundado el Ebro a su paso por Pradilla, donde la situación es de "tranquilidad".

En Zaragoza, el Ebro alcanza los 3,82 metros de altura y los 1.268 metros cúbicos por segundo y la crecida se espera para la madrugada o primeras horas de este lunes, con unos 1.500-1800 m³/s.

El Ayuntamiento de la capital aragonesa ha activado el Plan Municipal de Protección Civil y desalojó este sábado la urbanización de Torre Urzáiz ubicada en Movera.

Los servicios del Ayuntamiento están preparados para actuar ante cualquier emergencia y tanto bomberos como Policía y Protección Civil permanecen atentos a la evolución del Ebro y cerrando el acceso a los lugares de la ribera que se puedan inundar.

Esta es la primera crecida del Ebro que se produce este año y tiene carácter ordinario. En abril de 2018, la crecida fue extraordinaria y el río alcanzó a su paso por Zaragoza los 2.037 metros cúbicos por segundo y los 5,36 metros de altura.

Etiquetas
Comentarios