Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El Levitec Huesca pierde la imbatibilidad en el Palacio

Los oscenses han caído en su pista por primera vez esta temporada ante un Iberojet Palma que ha sido superior y ha sabido gestionar sus ventajas (64-70)

Haws, presionado por Fran Guerra y Mikel Motos durante el partido con el Palma.
Haws, presionado por Fran Guerra y Mikel Motos durante el partido.
Pablo Segura

El Levitec Huesca también es humano, y si el rival tiene la noche y le aplica intensidad, si los aros rechazan incluso las canastas más sencillas, el segundo clasificado de la Liga LEB Oro tiene problemas ante cualquiera. También con un Iberojet Palma que en la primera parte ha sabido poner tierra de por medio cuando mejor parecían jugar los de Guillermo Arenas para desencajarles y marcharse al descanso con una ventaja de diez puntos (29-39) que ha logrado administrar en la segunda. Adiós a la imbatibilidad en el Palacio de los Deportes y tercera derrota consecutiva.

No ha sido casualidad. Los baleares han sido mejores. Han defendido mejor, corrido más y funcionado como bloque. Además, Fran Guerra y Ucles han estado más finos que Gjuroski o Nurger. El partido ha comenzado con el habitual intercambio de aciertos que no hacía preludiar la primera ventaja adquirida por los locales gracias a un parcial de 0-8 (9-15). La entrada de Johnson ha revitalizado el ataque del Levitec. Su ingreso ha abierto más vías sin llegar a paliar el gran atasco en el rebote ofensivo (14-17).

El Peñas ha recurrido al tiro exterior y ha mantenido un nivel aceptable para volver a nivelar el marcador a los 15 minutos (23-23). Por fin, el Palacio ha empezado a disfrutar de la versión más efectiva de los suyos, pero el Iberojet Palma ha tenido la sangre fría para no dejarse intimidar y volverse a escapar, esta vez con un parcial más inquietante de 0-14 que, además, ha dejado a los locales descompuestos en un abrir y cerrar de ojos (23-37). Sin ayudas ni la mejor noche en defensa, entre Gjuroski han enmendado en parte el despropósito para llegar al descanso diez puntos abajo.

La sensación de que no era el partido se ha representado en los casi dos minutos que ha tardado en anotar el Levitec en el tercer cuarto por medio de Haws. Un panorama que ha favorecido a un Palma errabundo en este periodo y que ha impedido a cualquiera de los dos equipos despegarse quebrar el encuentro más allá de esos diez puntos que iban adquiriendo el carácter de quimera para los oscenses si nada cambiaba.

Arenas ha pedido otro tiempo muerto con 33-47. Mala señal. Al menos, ha servido para mejorar las prestaciones de los verdiblancos en pos de la remontada. Nurger y Haws han hecho rugir de nuevo al Palacio al frente de un parcial de 8-0 (41-47). Un triple de Dani García ha hecho el resto y el trío arbitral ha encrespado a la grada y a Nurger, que ha recibido una técnica para frenar el aliento de la reacción oscense, forjada desde abajo. Solo lo han logrado en parte (48-52).

El Palacio ha olido victoria y empujado a los suyos contra los elementos. Sin embargo, la precipitación ha hecho mella en los de Arenas, retrasando lo que llevaban minutos rondando. El Iberojet se ha repuesto a la presión ambiental para estirarse hasta el 50-59 a falta de cinco minutos. El duelo se ha convertido entonces en un correcalles estéril que ha devuelto a los peñistas a cierta esperanza hasta que un triple visitante ha puesto al Levitec ante la derrota como local. Volverán los buenos tiempos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión