Despliega el menú
Huesca

La Plataforma Logística de Fraga se queda sin espacio en cuatro años y urge una ampliación

La implantación de nuevas empresas ha supuesto una inversión de 150 millones de euros y la creación de casi 300 empleos.

Nuevas naves construidas en la Plataforma Logística de Fraga.
Nuevas naves construidas en la Plataforma Logística de Fraga.
Patricia Puértolas

"Imparable". Así calificó recientemente la consejera aragonesa de Economía, Empleo e Industria, Marta Gastón, el despegue empresarial de Fraga. Y no es para menos. El mejor ejemplo está en el crecimiento de su Plataforma Logística. En 2014, este gran polígono industrial, que supera los 875.000 metros cuadrados, estaba casi vacío, con solo dos empresas instaladas (Panadería Menal y Sirvex), y en la actualidad necesita de una urgente ampliación al haberse quedado sin espacio.

En total, está previsto acondicionar otros 200.000 metros cuadrados, con el fin de dar cabida al último gran proyecto anunciado: un centro cárnico impulsado por el grupo aragonés Costa. Las instalaciones, que ocuparán gran parte del nuevo suelo (140.000 m2), supondrá una inversión de más de 61 millones de euros y en total, generarán 1.600 empleos. El proyecto, que se desarrollará en varias fases, está en tramitación.

Durante los últimos cuatro años, las máquinas siempre han estado presentes en la Plataforma Logística de Fraga, con el fin de levantar nuevos complejos o ampliar los existentes. En este periodo, han llegado siete nuevas empresas, que, junto a las dos ya existentes, han cambiado de forma radical el panorama. En suma, su implantación ha supuesto una inversión de 150 millones de euros y la creación de entre 250 y 300 puestos de trabajo, muchos de ellos cualificados, según explica el alcalde de la capital del Bajo Cinca, Miguel Luis Lapeña.

En su opinión, este crecimiento se debe "a la estratégica posición de Fraga así como al esfuerzo colectivo de administraciones y empresas". El polígono industrial está situado en el extremo sudeste de la provincia de Huesca, en un punto clave de comunicaciones entre los ejes Madrid-Zaragoza-Barcelona y Bilbao-Zaragoza-Barcelona, entre la autovía A-2 y la autopista AP-2.

Ampliaciones y nuevas ventas

Dentro de las nueve empresas ya instaladas, hay una gran diversidad de perfiles, aunque priman aquellas relacionadas con la fabricación de envases (Grau, Petit y Valero) así como las vinculadas al sector primario. Dentro de estas últimas, hay dos almacenes de fruta (Asofubre y Frutas 2R) así como una gran fábrica de piensos de porcino (ASN). A ellas, se unen Panadería Menal (repostería industrial), Sirvex (almacén logístico de rodamientos) y Optral (fabricante de fibra óptica).

Además de ello, hay varias compras y ampliaciones anunciadas. Por ejemplo, Cincaporc ha adquirido 35.000 metros cuadrados de suelo industrial y Panadería Menal, que fue la primera en instalarse, acaba de anunciar su intención de crear una nueva nave de 3.000 metros cuadrados destinada a la elaboración de productos sin gluten. La inversión será de 2,3 millones de euros y en total, creará 15 nuevos empleos, que se sumarán a los 60 actuales. Hace tan solo unos días, su propietario, Carlos Menal, mostraba su "satisfacción" ante el crecimiento del polígono industrial, ya que hará crecer la actividad económica y además generará interesantes sinergias.

Más trabajo que desempleados

Ahora mismo, la capital del Bajo Cinca ni siquiera cuenta con suficientes desempleados para absorber la futura demanda laboral. De hecho, ha pasado de 1.200 a 400 parados en los últimos cuatro años. Ante ello, el primer edil ve "muy cerca" el reto de alcanzar los 20.000 habitantes -actualmente tienen un censo de unos 15.000- así como el pleno empleo.

Para conseguirlo, Miguel Luis Lapeña dice ser consciente de la necesidad de ampliar o mejorar determinados servicios, así como de la importancia de seguir avanzando en la reducción de las restricciones derivadas del nuevo decreto de inundabilidad, que limitan el crecimiento urbanístico de Fraga. De momento, han sido promovidos algunos avances, como la aprobación de la denominada modificación número 50 del Plan General de Ordenación Urbana, que permite edificar en zonas inundables, aunque con algunas limitaciones.

De igual modo, el primer edil insiste en la necesidad de "crear nuevos cursos de formación profesional dirigidos a cubrir las demandas de las empresas recién instaladas así como dar continuidad a las nuevas iniciativas dirigidas a garantizar la convivencia vecinal". En este sentido, a través de la Fundación Cruz Blanca, el consistorio ha puesto ya en marcha un proyecto piloto que conlleva la contratación de dos mediadoras.

Etiquetas
Comentarios