Despliega el menú
Huesca

La CHE saca a concurso la explotación del salto de Barrosa tras nueve meses parado

El alcalde de Bielsa cree que es solo "un parche" ya que es un contrato de 12 meses y aboga por una concesión de la central a más largo plazo

Instalaciones de la central de Barrosa, en Bielsa
Instalaciones de la central de Barrosa, en Bielsa
Universidad de Zaragoza

Nueve meses después de que la corporación Acciona Hidráulica entregara la central de producción de energía hidroeléctrica de Barrosa, ubicada en el término municipal de Bielsa, después de que se caducara la concesión de 75 años, la Confederación Hidrográfica del Ebro ha sacado a concurso la explotación temporal de este salto aunque solo durante doce meses.

El contrato de servicios de operación, mantenimiento y gestión de incidencias ha salido a licitación por un importe de 348.543 euros y el plazo de presentación de ofertas está abierto hasta el 4 de febrero. La central, que tiene una potencia de generación de 3,6 megavatios, fue entregada en ‘parada segura’, es decir, con sus compuertas cerradas y sin turbinación, por lo que antes de explotarse de nuevo tendrá que cumplir una serie de condiciones.

Al mismo tiempo que la de Barrosa, Acciona también entregó el pasado mes de marzo a la Confederación la central de Urdiceto, con una potencia de generación de 7,2 megavatios, pero en este caso seguirá parada.

El alcalde de Bielsa, Miguel Ángel Noguero, valora el paso dado por la CHE para volver a sacar rendimiento económico a la central de Barrosa, pero cree que es solo "un parche" ya que considera que el adjudicatario, al ser un contrato tan corto, tendrá también dificultades para vender la energía producida en el mercado. Por ello, reclama una concesión a más largo plazo que sea apetecible para una empresa a la que se pueda exigir un alquiler cuantioso para hacer partícipe de los beneficios al territorio y sus habitantes por las afecciones que soportan por esta actividad.

Y es que hay que recordar que tras la reversión al Estado de las centrales hidroeléctricas (Barrosa, Urdiceto, Lafortunada-Cinqueta, Campo y El Pueyo de Jaca), los ayuntamientos implicados han hecho un frente común para exigir las compensaciones que consideran les corresponden en la parte de los impuestos y también en los beneficios como titulares de los terrenos donde se ubican estas explotaciones.

La principal preocupación de los ayuntamientos está en el Impuesto de Actividades Económicas que (IAE) ya que al pasar la gestión al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, han dejado de recibirlo al estar exenta la administración de pagar este tributo.

Los municipios han emprendido una batalla judicial con el apoyo de la Diputación Provincial de Huesca y de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa) por no reconocer ningún derecho a favor de los municipios. Y el Gobierno de Aragón también se sumó al frente judicial para recurrir cada una de las concesiones si los municipios afectados no se benefician de los aprovechamientos.

Etiquetas
Comentarios