Despliega el menú
Huesca

Casi 275.000 euros para un nuevo albergue que potencie el uso turístico del Salto de Roldán

El Ayuntamiento de Nueno renovará el actual servicio que presta en Sabayés al quedarse pequeño

El nuevo albergue se ubicará cerca del centro de interpretación y a los pies del Salto de Roldán
Casi 275.000 euros para un nuevo albergue que potencie el uso turístico del Salto de Roldán
Rafael Gobantes

El Ayuntamiento de Nueno invertirá casi 275.000 euros para construir un nuevo albergue de unas 30 plazas en el núcleo de Sabayés con el objetivo de potenciar el uso turístico del Salto de Roldán, un singular paraje natural esculpido por dos impresionantes mallos situado en una de las entradas al Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara y a unos 20 kilómetros de la ciudad de Huesca.

El contrato ha sido adjudicado ya por 272.613 euros a Malmayor Construcciones y Servicios, con un plazo de ejecución de 6 meses. El proyecto prevé levantar un edificio de 3 plantas en el kilómetro 1 de la carretera que une las poblaciones de Sabayés y Apiés, en una parcela ubicada junto al actual Centro de Interpretación ‘Espacio Salto de Roldán’ y la ermita de la Virgen del Patrocinio.

La memoria explica que tras cinco años abierto el centro de interpretación, cuya obra fue reconocida en su día con el prestigioso premio de arquitectura García Mercadal, cumple "con solvencia" su misión de informar al visitante de las características del municipio y su territorio.

Sin embargo, el albergue que se habilitó hace tres años en un edificio rehabilitado –que abre los fines de semana y para las vacaciones escolares– ocupó ya un espacio justo y con unas instalaciones limitadas ya que solo dispone de nueve plazas. "Y a la vista de la imposibilidad de mejorar las condiciones espaciales y con el ánimo de mejorar los servicios de alojamiento para los visitantes, se ha tomado la decisión de construir un nuevo albergue", explica.

La finalidad es levantar un edificio "versátil, accesible, sostenible". Estará distribuido en tres plantas con una superficie total de más de 300 metros cuadrados. En la planta baja se ubicarán los espacios comunes como oficina, cocina, almacén-vestuarios, una habitación adaptada con baño, aseo adaptado, escalera y bar. En la superior habrá una habitación para los monitores con baño propio y otra general con baño independiente integrado. Y la planta bajo cubierta se dejará diáfana para la organización de actividades de los usuarios o para poner literas si fuera necesario y ampliar así el número de plazas. Además, se habilitará en el exterior un espacio de aparcamiento y un área para la terraza del bar.

El alcalde de Nueno, Guillermo Palacín, reconoce que es una inversión "muy importante" para un ayuntamiento de poco más de 550 habitantes, pero cuentan con diversas fuentes de financiación. Y es que, además de tener remanentes propios, han solicitado una ayuda a la Asociación para el Desarrollo Rural Comarcal de la Hoya de Huesca (Adesho) y también un adelanto a la Diputación Provincial de Huesca.

"Tenemos ya el centro de interpretación y estamos convencidos de que el Salto de Roldán podría ser un elemento dinamizador por su potencial tanto natural como paisajístico, de actividades de deporte de aventura... Y ahora hay que trabajar para buscar empresas o emprendedores que quieran apostar", subraya Guillermo Palacín.

El alcalde de Nueno está seguro de que es un servicio que puede tener demanda por la experiencia de la empresa que gestiona el actual albergue, la cual había pedido un edificio con más capacidad para poder optar al turismo familiar "porque es un nicho que está teniendo mucho éxito en esta zona pero que ahora no nos encaja por la distribución de habitaciones". Espera que la obra esté acabada el próximo verano y licitar entonces un contrato de gestión para que una empresa se haga cargo.

Etiquetas
Comentarios