Huesca

La apertura de las estaciones el día 26 frena la cancelación de reservas en los valles del Pirineo

Hacía casi 20 años que no se retrasaba tanto la temporada de esquí debido a la escasez de nieve.La previsión de ocupación oscila entre el 46% y el 80%, por debajo de otras vacaciones de Navidad.

Una imagen de la estación de Cerler de este fin de semana. Es la única de esquí alpino abierta en Aragón.
Una imagen de la estación de Cerler de este fin de semana. Es la única de esquí alpino abierta en Aragón.
Aramón, Cerler

Aragón vivirá este invierno uno de los arranques de temporada de esquí más tardíos que se recuerdan por la falta de nieve. Benasque tiene en marcha sus dos estaciones, la de alpino y la de fondo, pero los valles de Tena y Aragón y la sierra de Teruel no la estrenarán hasta el día 26. Desde el año 2000, hace casi dos décadas, los esquiadores no habían tenido que esperar tanto para ver casi todas las pistas abiertas. Entonces, Cerler y Formigal abrieron el 23 de diciembre, mientras que Panticosa espera hacerlo el 26 y el primer parte de nieve de Astún se difundió el 27. Candanchú ha anunciado que no podrá abrir debido a la falta de nieve.

Aramón ofrecerá precios reducidos, con 10 kilómetros en Formigal-Panticosa y otros 4 en Valdelinares. También abrirá la telecabina de Panticosa para uso turístico. Cerler, que es la excepción, dispone de 44 kilómetros. Astún arrancará con 16,6. Los responsables de los centros invernales llevan semanas esperando un cambio de tiempo que traiga nieve o al menos haga bajar los termómetros para poder activar los cañones.

En todo caso, el anuncio de la apertura para el miércoles ha propiciado que se mantengan los niveles de ocupación y, sobre todo, que los hoteles ya se pongan en marcha para estar operativos en esas fechas. Algunos han comenzado la temporada invernal este fin de semana y otros lo harán el 26, por lo que toda la oferta de los valles del Aragón y Tena estará disponible.

Respecto a la ocupación, de momento no se han disparado las reservas en estos valles, debido a que las pistas todavía no pueden ofrecer una gran superficie esquiable, pero sí que se han mantenido e incluso se han frenado las cancelaciones.

Ángel Bandrés, director gerente de la Asociación Turística Valle del Aragón (ATVA), explicó que las reservas están entre un 46% para Nochebuena y 80% para Nochevieja, "y está habiendo más llamadas de gente que se precipitó en anular". Los datos y la ocupación, añadió, "van en función de la apertura de las estaciones, y no vamos a tener una Navidad blanca, pero sí bastante animada".

En el valle de Tena también se mantienen las previsiones de ocupación entre un 50 y 60%, aunque "no son los datos propios de estas fechas", reconoció Sandra Lecina, gerente de la asociación turística. En este valle, también ha habido bastantes cancelaciones.

Cabe destacar que complejos como el Balneario de Panticosa se encontraban casi al completo, pero la incertidumbre sobre la previsión de apertura provocó algunas cancelaciones. "Se está volviendo a animar", explicó su director, Jesús González. "Hemos mantenido la ocupación por el tema del balneario, pero el esquiador ve con más dificultad venir a esquiar. Veremos a ver cómo evoluciona, porque esto puede cambiar mucho de un día para otro", añadió. Se ha cambiado la dinámica y, aunque en esta época ya se vendía el programa de nieve, se ha apostado por el termal, con tratamientos y circuitos con alojamiento. "Ya pasó en el puente de la Constitución y nos fue bien", concluyó.

El parte nivológico de la Aemet de las últimas horas indica que sin aportes de nieve recientes y con temperaturas en ascenso, los espesores en las cotas más altas han disminuido de 3 a 8 centímetros en 24 horas y no se esperan nuevas precipitaciones a corto plazo.

Etiquetas
Comentarios