Despliega el menú
Huesca

Torres de Barbués recibe a una nueva familia con la ayuda de la Diputación de Huesca

Una pareja con dos hijos se ha instalado en el municipio tras la recuperación de una vivienda.

Representantes de la DPH y el Ayuntamiento conversan con la familia recién instalada en Torres de Barbués.
Representantes de la DPH y el Ayuntamiento conversan con la familia recién instalada en Torres de Barbués.
Heraldo.es

La localidad de Torres de Barbués ha dado un salto de calidad en sus servicios y ha recibido este miércoles a una nueva familia que se instala en el municipio gracias a la ayuda de la Diputación Provincial de Huesca (DPH).

En un momento en que preocupa la falta de mercado de venta y de alquiler en los pueblos, a Valfonda de Santa Ana ha llegado una pareja, Ahmed y Ahalm, con sus dos niños de 3 y 9 años, después de rehabilitar una antigua vivienda y ya tienen proyecto para hacer lo mismo en otro.

El presidente de la DPH, Miguel Gracia, ha visitado este miércoles la población monegrina, el mismo día en que se ha conocido que por tan solo un voto no ha salido adelante una propuesta en el Congreso de rechazo a las diputaciones. Y se ha preguntado si esos mismos --en referencia a Ciudadanos, Podemos y Grupo Mixto-- deberían estar deslegitimados para hablar de despoblación porque, como ha dicho, "más de 700 poblaciones todavía habitadas necesitan permanentemente de esta administración para su supervivencia, por lo que ir en contra de las diputaciones es estarlo también de los ciudadanos del medio rural". Gracia ha hecho estas manifestaciones en Torres de Barbués, donde todas y cada una de las actuaciones realizadas en los últimos años han sido financiadas por la Diputación Provincial de Huesca, desde la adecuación del consultorio médico hasta el ahorro energético.

El Ayuntamiento ya tiene proyecto para actuar en otra vivienda de manera que se incorpore otra nueva familia al denominado Programa para el Impulso Demográfico de la DPH, donde tienen cabida diversas iniciativas para alojar a nuevos residentes en alguna de las localidades altoaragonesas más pequeñas, las que cuentan con menos de 500 habitantes y suponen más del 70% en el territorio.

Entre las obras llevadas a cabo en los últimos años está la renovación de todo el abastecimiento de agua, la remodelación de las piscinas municipales, también del consultorio médico y de la cubierta de la casa consistorial, la recuperación de zonas verdes y merendero de Valfonda e incluso la reparación de la tapia del cementerio o la cocina del bar social. En total, han sido unos 400.000 euros. "No son grandes inversiones cada una de ellas, pero los beneficios para la población sí que lo son”, ha afirmado el alcalde.

Además, con la sustitución de las más de 70 luminarias de las calles de Torres de Barbués se está ahorrando más del 50% de la factura de la luz, lo que supone más de 3.000 euros para las arcas municipales. El mismo cambio ha empezado en el paseo junto al merendero de Santa Ana, al que seguirán las luces de Valfonda de Santa Ana.

Etiquetas
Comentarios