Despliega el menú
Huesca

Un parque a la medida de sus jóvenes arquitectos

Escolares del colegio Sancho Ramírez han conocido el diseño de la nueva zona verde de San Martín, en el que han tomado parte a través de un proceso de participación ciudadana

Sesión informativa de este jueves en el colegio Sancho Ramírez.
Sesión informativa de este jueves en el colegio Sancho Ramírez.
Ayuntamiento de Huesca

Los escolares oscenses han tenido mucho que ver en la reforma del parque de San Martín debido a un proceso de participación que ha tenido continuidad este jueves en el colegio Sancho Ramírez, donde los estudiantes han podido conocer el resultado final del proyecto de este espacio urbano que se remodelará para su transformación en un parque con zonas verdes y de esparcimiento para el disfrute de los vecinos. En el diseño, además, se han incorporado muchas de las aportaciones que realizaron en su día los escolares del entorno.

La concejala de Atención a la Ciudadanía, Mary Romero, ha participado en la sesión junto al arquitecto que ha trabajado en el proyecto, Miguel Campo, y técnicos de la Dirección General de Participación Ciudadana, Transparencia, Cooperación y Voluntariado de la Consejería de Ciudadanía y Derechos Sociales, que han guiado el proceso participativo.

El proyecto de reforma lo impulsa el Ayuntamiento de Huesca, que ya ha licitado la primera fase con un presupuesto de 200.000 euros, IVA incluido, y que transformará la pista polideportiva central en una gran zona ajardinada y de uso lúdico, sustituyendo los viales centrales pavimentados por caminos más acordes a un parque, suprimiendo las barreras arquitectónicas y con más árboles que definirán los paseos de sombras y zonas de estancia. Esta primera fase concibe el nuevo espacio como una gran pradera con montículos para favorecer el juego libre, con un banco lineal en el perímetro de la pradera para descansar y accesible a usuarios con movilidad reducida.

Mary Romero ha subrayado “la importancia de contar con la opinión de los niños y niñas que serán usuarios del futuro parque, para que se sientan partícipes del proceso de transformación de este espacio, lo sientan como suyo y lo disfruten y lo cuiden”. Asimismo, ha añadido, “han aportado ideas muy sensatas y coherentes con el objetivo que se quería conseguir de ganar un gran espacio verde para la ciudad frente al hormigón que predomina ahora mismo en esta zona de placetas”.

Así, los alumnos propusieron que el parque contara con mesas y bancos para merendar, más iluminación, un espacio de gerontogimnasia para sus abuelos, rampas y suelo de caucho en los juegos infantiles, entre otras ideas que se han incluido en el proyecto global, presupuestado en en su conjunto en unos 2,5 millones de euros que se ejecutarán en sucesivas fases.

La instalación pasará de 170 a 240 árboles de hoja caduca, más acordes al clima y a la zona. Se ha contado también con la opinión de los vecinos en un proceso participativo promovido por el Gobierno de Aragón que incluye más del 80 % de las propuestas ciudadanas. Un merendero, bancos perimetrales, montículos, un espacio deportivo con parkour, baloncesto, petanca y gerontogimnasia y otro polivalente para ferias son algunos de los elementos de la remodelación.

Etiquetas
Comentarios