Despliega el menú
Huesca

La jueza rechaza que la abuela y el padrasto de Naiara salgan de la causa

Se acepta un informe sobre la imputabilidad del presunto asesino, Iván Pardo, atendiendo a su historial médico.

El presunto asesino, Iván Pardo Pena, saliendo este martes de los Juzgados de Jaca
El presunto asesino, Iván Pardo Pena, saliendo de los Juzgados de Jaca
Laura Zamboraín

La titular del juzgado número 1 de Jaca ha rechazado que la abuela y el padrasto de Naiara, la niña de 8 años asesinada en julio de 2017 en Sabiñánigo, salgan de la causa que está juzgando a Iván Pardo como presunto asesino de la menor, apuntando que no ha lugar a decretar el sobreseimiento provisional de la presente causa respecto a ninguno de los investigados. Nieves P.C. y Carlos José P.P. están imputados por un delito de violencia física y psíquica habitual contra la menor. La jueza, en la resolución de las diligencias solicitadas por las partes el pasado 13 de noviembre, sí que admite la emisión de un informe pericial relativo a la imputabilidad del detenido.

Respecto a las diligencias instadas por las partes, la jueza no ha tenido en cuenta la gran mayoría de las solicitadas, aunque esto no significa que no se vayan a producir durante el juicio. Se acepta la declaración de la madre (Nieves P.C.) y el hermano del acusado, que en su día se acogieron a su derecho de no testificar porque las declaraciones de Iván eran secretas, pero su defensa pidió en la vista del pasado día 13 que declaren ambos, así como el presunto asesino para que dé su versión sobre la intervención que pudieron tener en los hechos. La declaración de este último se ha desestimado, así como la del alcalde y concejales del Ayuntamiento de Sabiñánigo, por entender que no son testigos presenciales, y el director del colegio en el que cursaba sus estudios Naiara, su tutor y el jefe de estudios, sin perjuicio de que se pueda solicitar un informe al centro escolar sobre los hechos investigados. Tampoco se contempla la declaración de las trabajadoras sociales, porque ya existe un informe correspondiente.

En la resolución de las diligencias, se desestima tomar declaración de nuevo a Iván Pardo, a las primas de Naiara y a la madre, Mariela Benítez, esta última ni como testigo ni como investigada.

Iván Pardo Pena, asesino confeso de Naira, salió por primera vez de la prisión el pasado 13 de noviembre para acudir a la comparencencia en los Juzgados de Jaca, cumpliendo los trámites de la Ley del Jurado, para que las acusaciones y defensas mostraran sus posturas y pidieran la práctica de nuevas pruebas si lo creían oportuno. En esta vista, Iván Pardo volvió a reconocer los hechos y exculpó a su madre y su hermano de las acusaciones y se concretó la imputación solicitada por la Fiscalía oscense para que el detenido sea juzgado por un presunto delito de asesinato con las agravantes de alevosía, ensañamiento y vulnerabilidad de la víctima, además de un delito de violencia física y psíquica habitual en el ámbito familiar.

La defensa del detenido, solicitó un informe de los médicos forenses para acreditar si el tumor en la cabeza que al parecer sufre desde hace tiempo hubiera podido tener alguna incidencia en su comportamiento para valorar en base a ello su imputabilidad.

Desde la defensa de la madre y el hermano de Iván se pidió el sobreseimiento de los cargos contra ambos por inexistencia de indicios de la comisión de malos tratos sobre la menor. En el caso de Carlos argumentaron que él no debería estar imputado si no lo está su pareja y madre de Naiara.

Marcos García Montes, que ejerce la acusación particular en nombre del padre biológico de la niña, Manuel Adolfo Briones, se adhirió a la petición de la Fiscalía, aunque añadió la petición de imputación del delito de asesinato a Nieves P. C. por comisión por omisión. También solicitó una responsabilidad civil al Ayuntamiento de Sabiñánigo, a la consejería comarcal de Servicios Sociales y a la consejería de Educación del Gobierno de Aragón.

Etiquetas
Comentarios