Despliega el menú
Huesca

Cáritas Huesca reclama el compromiso de todos para acabar con el 'sinhogarismo'

La organización denuncia que al 65% de los demandantes de una vivienda social en la capital Huesca no se les está dando una respuesta adecuada.

Concentración celebrada en la plaza Navarra de Huesca.
Concentración celebrada en la plaza Navarra de Huesca.
Heraldo.es

Con el grito de 'Nadie sin hogar es posible', Cáritas Diocesana de Huesca ha reivindicado en la mañana de este jueves la posibilidad de acabar con la situación de ‘sinhogarismo’ que afecta, en Aragón, a unas 24.000 personas con vivienda insegura y a unas 167.000 que habitan en viviendas inadecuadas.

Romper con la invisibilidad de las personas en situación de sin hogar y mostrar que existe la posibilidad de cambiar esta realidad con el compromiso de todos son los retos principales de Cáritas Diocesana de Huesca. Con este acto de sensibilización y denuncia se conmemora el Día de las Personas Sin Hogar, que se celebrará a nivel nacional el domingo 25 de noviembre.

Cáritas Diocesana de Huesca ha constatado que al 65% de las personas demandantes de una vivienda social en Huesca no se les está dando una respuesta adecuada en su derecho a una vivienda digna y asequible. El último censo de vivienda del Instituto Nacional de Estadística, del año 2011, recoge que existen en España 3.443.365 viviendas vacías y de ellas 13.504 son vivienda protegida de las administraciones públicas. Cáritas considera que hay que tomar medidas para que esos pisos sirvan como recurso para aquellas familias que no cuentan con un hogar y no disponen de los medios para pagar los gastos que supone.

En Huesca capital, según datos de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, existen en torno a 4.000 casas vacías. Esta cifra sorprenden porque en la capital oscense hay una vivienda de alquiler social (municipal o autonómico) por cada tres personas a las que el Gobierno de Aragón les ha reconocido ser beneficiarias potenciales de alquiler social.

El acto celebrado en Huesca ha contado con la asistencia de un centenar de personas. La concentración se ha desarrollado con un gesto simbólico a través de una casa simulada en un panel se ha querido demostrar que un hogar es mucho más que un techo y ha concluido con la lectura de un manifiesto por parte de Felipe, Munuera, director de Cáritas Diocesana de Huesca y varios participantes de los proyectos de la entidad.

Puesto que la Jornada Mundial de las Personas Sin Hogar, que se conmemora este domingo 25, coincide con el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, quienes han asistido esta mañana portaban un pequeño lazo morado como recuerdo a todas aquellas mujeres víctimas de violencia.

Etiquetas
Comentarios