Huesca
Suscríbete por 1€

La patata de Chía se consolida en el mercado y la cosecha de este año ya está comprometida

La séptima feria en torno a este producto reunió ayer a más de 2.000 personas en esta localidad de La Ribagorza.

La caldereta de patatas se cocinó ante los asistentes a la feria.
La caldereta de patatas se cocinó ante los asistentes a la feria.
Á. G.

Más de 2.000 personas acudieron este sábado a Chía para participar en la séptima edición de la Feria de la Patata y degustar una ración de la caldereta que se cocinó ante el público con más de 650 kilogramos de este producto estrella de la localidad. Además se instaló un mercado con 27 puestos y hubo exhibiciones de ganado y cetrería.

La apuesta en Chía por la recuperación de un cultivo de histórico prestigio que casi se había perdido ha dado resultado y cada vez está más consolidada la oferta de esta patata de altura -se cultiva en terrenos entre los 1.200 y 1500 metros de altitud– en mercados de ciudades como Barbastro, Huesca, Zaragoza o Lérida.

Las lluvias intensas de la pasada primavera han retrasado la cosecha de 2018, de muy buena calidad pero de menor cantidad que en años anteriores por este motivo. Buena parte de la producción -unas 50 toneladas– ya está vendida o comprometida. La comercialización del producto está a cargo del Centro de Integración Sociolaboral El Remós.

Uso "banal" de la despoblación

La feria ha recibido este año un 30% más de visitantes que en la pasada edición. Entre ellos estaba el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, quien reivindicó el papel de la administración local que "de verdad atiende acciones, con los recursos que dispone, para fijar población en pequeños pueblos". En este sentido, lamentó que "el tema de la despoblación se esté usando de una forma tan banal como empieza a ser usado en algunos foros".

El alcalde de Chía, Enrique Barreu, señaló que la producción de patata ha contribuido a generar actividad económica en un pequeño municipio. Además, destacó la soledad que muchas veces se sienten los pequeños ayuntamientos con respecto a las grandes administraciones.

A la feria acudió también el responsable del Centro Sociolaboral El Remós, Aurelio García, quien se refirió a los valores que respaldan esta iniciativa: desde el asociacionismo, el compromiso por recuperar actividades tradicionales o la apuesta por proyectos de inserción. "Hay una estrategia, un modelo que puede servir para otros municipios", dijo.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Productores de Patata de Chía, Arturo Lanau, valoró positivamente la jornada y recordó que la patata de Chía tiene desde 2014 el certificado de Cultivo Ecológico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión