Despliega el menú
Huesca

Inversión de casi 45.000 euros para seguir restaurando la muralla árabe de Fraga

Se trata de la segunda fase de un proyecto que comenzó en noviembre del año pasado, con un presupuesto para aquellos trabajos de 30.000 euros.

La zona alta de la muralla es un mirador hacia el casco urbano de Fraga.
Inversión de casi 45.000 euros para seguir restaurando la muralla árabe de Fraga
Ayuntamiento Fraga

El Ayuntamiento de Fraga ha realizado una nueva inversión económica para continuar con el proceso de restauración de los restos de la muralla árabe de la localidad. Los trabajos de esta segunda fase comenzaron la semana pasada y el presupuesto es de 45.000 euros.

A esta cantidad hay que sumarle los 30.000 que ya se invirtieron en noviembre del año pasado, cuando comenzaron los trabajos de este proyecto. De ellos, 18.000 euros fueron aportados por la Diputación Provincial de Huesca (DPH) y las labores consistieron en limpiar el perímetro, realizar excavaciones y sondeos, proteger las áreas trabajadas e instalar señalización turística.

Ahora, un año después, se da continuidad al proyecto con nuevos trabajos de campo. El presupuesto es de algo más de 44.957 euros y el Ayuntamiento cuenta también en esta ocasión con ayuda económica de la DPH.

En concreto, las obras se centran en el acondicionamiento del antiguo depósito de agua potable como mirador de la muralla y de las vistas sobre Fraga. También se trabaja en el ajardinamiento y se va a instalar un sistema de riego en el entorno de la muralla. El proyecto también incluye la iluminación de los restos de la construcción y la demolición de una caseta de bombeo que ya no se usa.

Se contempla también, de cara a promocionar este enclave, la instalación de tres paneles informativos, que refuercen la señalización turística ya colocada en la primera fase de las obras, y de tres bancos en el interior del antiguo depósito.

La muralla árabe es el último vestigio de lo que fue el entorno amurallado de Fraga en época bajo-medieval. La mayor parte de los tramos tienen una altura inferior a un metro y se encuentran en muy mal estado de conservación. El muro principal ha perdido su terminación y las piezas que están a su alrededor también están desapareciendo.

Con esta actuación se pretende, según indican desde el Ayuntamiento, recuperar y poner en valor el patrimonio histórico de la localidad.

Etiquetas
Comentarios