Despliega el menú
Huesca

La DPH espera que el servicio de bomberos esté operativo en el primer trimestre de 2019

El coste anual rondará los 5,5 millones de euros. Esta próxima semana se inician las últimas negociaciones de transferencias

Los parques de Huesca y Almudévar acudieron a un reciente incendio de una nave de gallinas en Grañén.
Los parques de Huesca y Almudévar acudieron a un reciente incendio de una nave de gallinas en Grañén.
Bomberos de Almudévar

La Diputación de Huesca espera que su nuevo Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, que sustituirá al actual modelo que prestan algunas comarcas y ayuntamientos con parques muy desiguales tanto en personal como en equipamiento e infraestructuras, pueda estar ya operativo en el primer trimestre de 2019 con una plantilla máxima de 114 profesionales en esta primera fase entre mandos y bomberos.

Teniendo en cuenta que el coste por bombero con Seguridad Social, salario y equipamiento es de unos 48.000 euros, este nuevo servicio supondrá un gasto que rondará los 5,5 millones de euros. Para sufragarlo, la Diputación de Huesca cuenta con una aportación comprometida de la DGA de 1,5 millones pero solo para 2019.

A ello habría que añadir, además, los 1,2 millones de euros que aportará la DPH al Ayuntamiento de Huesca gracias a un convenio plurianual hasta 2022 para compensar las salidas que hagan sus 36 bomberos para atender emergencias fuera de la ciudad y así garantizar la atención de cualquier incidente en las comarcas de la Hoya y Los Monegros, competencia del nuevo servicio.

Entre 55 y 70 nuevas plazas

Estas son las previsiones que maneja la institución provincial en función de los plazos administrativos fijados para crear, dotar y cubrir todas las plazas que se contemplan. De ellas, entre 55 y 70 serían nuevas y la cifra definitiva dependerá a su vez del número de bomberos y operarios de Protección Civil de comarcas y ayuntamientos que sean absorbidos por la DPH durante el proceso de transferencias, y que podría rondar el medio centenar.

Esta próxima semana se constituirán las comisiones mixtas para arrancar las negociaciones con las tres últimas entidades de la lista, la Comarca del Cinca Medio y los Ayuntamientos de Jaca y Almudévar ya que con el resto de instituciones ya se han cerrado los acuerdos o están muy avanzados.

La propuesta de modificación de plantilla se llevará también esta próxima semana a la mesa de negociación, donde tienen representación CSIF, UGT y CC. OO. (aunque también está previsto invitar al Sindicato Profesional de Bomberos de Aragón), con el objetivo de intentar llegar a un consenso y así facilitar también la posterior tramitación administrativa. Y es que cualquier recurso podría alargar el proceso.

Con todo, la última palabra la tendrán los representantes políticos de PSOE, PP, PAR y Cambiar ya que será la comisión de Interior la que tenga que dar el visto bueno definitivo a esta ampliación de plantilla para poder llevarla a pleno y acelerar a partir de entonces los plazos.

La intención es que, una vez que esté aprobado el presupuesto para 2019 (a finales de noviembre), se puedan activar ya todos los mecanismos para poner en marcha la oferta de empleo público de forma que la convocatoria y realización de exámenes se haga lo antes posible. Y es que el objetivo es que la transición entre el modelo actual de comarcas y ayuntamientos y el nuevo de ámbito provincial se realice en cuestión de semanas.

De momento, el nuevo servicio arrancará con los mismos parques comarcales y municipales que hay ahora en la provincia de Huesca, siempre que haya acuerdo de transferencia entre las instituciones. La razón es que se quiere esperar a que se cubran las plazas de inspector jefe de nivel A1 y de inspector que se han convocado para que sean ellos, bajo un criterio profesional, los que definan en un futuro a medio plazo qué parques se quedan como principales y secundarios, cuáles hay que reformar y si es necesario incluso eliminar alguno.

Piden al Ministerio subir el techo de gasto

El nuevo Ministerio de Hacienda y Función Pública ha dado luz verde a la Diputación Provincial de Huesca para que pueda ampliar su plantilla en casi un 50% (actualmente hay unos 240 empleados) después de las limitaciones que había impuesto el anterior Gobierno para incorporar nuevo personal aunque contara con presupuesto. Sin embargo, la DPH está ahora a la espera de recibir contestación a una segunda solicitud que le ha trasladado para poder aumentar el techo de gasto. Y es que pese a que cada año registra un balance positivo de 10 millones de euros más de ingresos que de gastos (acumula en el banco un ahorro de más de 30 millones), la ley le impide poder reinvertir este dinero.

La Diputación espera que este criterio cambie y que Hacienda le permitan detraer una parte de ese superávit de ingresos para financiar los 5,5 millones de euros de coste del servicio. Si el Ministerio rechaza esta petición, los presupuestos de 2019 se verán muy condicionados ya que tendrán que ajustar y reducir otras partidas de gastos e inversiones para poder financiar los bomberos.

Etiquetas
Comentarios