Despliega el menú
Huesca

Un paso más en la recuperación de las trincheras de Selgua

La segunda fase de las obras de acondicionamiento de este enclave de la Guerra Civil perteneciente al Ayuntamiento de Monzón acaba de concluir.

El nido de ametralladora del cerro de San Salvador es uno de los elementos de la ruta. Ayto Monzón
El nido de ametralladora del cerro de San Salvador es uno de los elementos de la ruta. Ayto Monzón
Lucía Valero.

Las trincheras de Selgua, en el término municipal de Monzón, son uno de los principales restos que quedan de la Guerra Civil en la zona. El año pasado, el Ayuntamiento emprendió un proyecto para acondicionar este espacio, mejorar su accesibilidad y darlo a conocer.

Así, a principios de 2018, cuando concluyeron los primeros trabajos de limpieza y retiradas de maleza y escombros, se comenzaron a promocionar estas fortificaciones con una serie de visitas guiadas, de enero a marzo.

Con gran éxito de participación, los pases se retomaron en julio hasta el próximo domingo, cuando se ofrecerá la última de las nueve visitas propuestas para esta segunda mitad del año.

Quienes se animen a participar en la ruta podrán contemplar el espacio con la segunda fase de las obras recién terminada. En concreto, las labores llevadas a cabo han consistido en limpiar las tierras del interior de varios elementos de las trincheras.

Entre otros, se ha adecentado un nido de ametralladoras, un polvorín y varios refugios subterráneos antiaéreos. Tras las mejoras, estos espacios ofrecen más accesibilidad y permiten al usuario una mayor capacidad de interactuar con los elementos.

En esta segunda fase del proyecto, el Ayuntamiento de Monzón ha invertido 5.800 euros y la Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha aportado 3.000 euros del programa de 2018 de proyectos relacionados con la memoria histórica. La comarca del Cinca Medio también ha apoyado la acción con el trabajo del personal del área de Arqueología.

Una vez finalizadas, quedarían pendientes algunas mejoras, detectadas ahora que la limpieza ha hecho aflorar la verdadera morfología de los elementos de las trincheras. Así, miembros del Grupo de Investigación de Espacios de la Guerra Civil (GRIEGC) encargados de llevar a cabo el proyecto recomiendan adecuar el suelo con grava, cubrir el nido de ametralladora de San Salvador y señalizar algunos accesos, como el del refugio antiaéreo del barranco de La Clamor.

Posibles nuevas visitas

Este domingo es la última cita de esta tanda de visitas guiadas a la ruta turística que trasladará al visitante a la Guerra Civil española. Este atractivo turístico recorre una serie de fortificaciones de la línea del Cinca en Selgua. El tramo principal va desde la ermita de San Salvador hasta el barranco de La Clamor, en el cruce con la carretera de Berbegal.

Según se ha indicado desde el Ayuntamiento, dada la buena acogida que están teniendo estas rutas, inauguradas en enero, no se descarta organizar nuevas tandas. Además, también se plantea la posibilidad de dar a conocer esta ruta de las fortificaciones de Selgua en los centros escolares.

Etiquetas
Comentarios