Huesca
Suscríbete por 1€

Desmontando un mito: la cruz del Aneto no fue un empeño exclusivo de montañeros catalanes

Aunque fue una iniciativa del Centro de Excursionistas de Cataluña, contaron con la colaboración de montañeros de toda España y de la vecina Francia, que contribuyeron a sufragar los gastos por cuestación popular

Extracto del boletín de Montañeros de Aragón de 1951 que recoge la ascensión para la colocación de la cruz del Aneto
Extracto del boletín de Montañeros de Aragón de 1951 que recoge la ascensión para la colocación de la cruz del Aneto
Heraldo

Contra la versión más extendida, la entronización de una gran cruz en la cima del Aneto no fue un empeño en exclusiva del Centro Excursionista de Cataluña (CEC), aunque fue su principal impulsor, sino que contó con la colaboración de montañeros de toda España y de la vecina Francia que contribuyeron a sufragar los gastos por cuestación popular y donaron muchos de ellos cantimploras de aluminio para su construcción. Así lo señalaba el ya desaparecido erudito benasqués Vicente Juste en su libro ‘Aproximación a la Historia de Benasque’ al recordar que el CEC planteó este proyecto para conmemorar su 75 aniversario y que se llevó a cabo el 12 de agosto de 1951.

La delegación del Club Montañeros de Aragón también tuvo un especial protagonismo colaborando en la ascensión al Aneto "con grandes esfuerzos y sacrificio de los expedicionarios ya que algunas piezas pesaban más de 18 kilos", apuntaba Juste, de una cordada compuesta por unos 80 montañeros. Ya en la cima, "reinando un huracanado viento", fueron conjuntadas las distintas piezas que conforman esta cruz de 92 kilos y una envergadura de cuatro por dos metros y se celebró una misa conmemorativa oficiada por el prêtre Lefranc, un sacerdote francés, acompañado por dos seminaristas españoles.

Los recuerdos recogidos por Juste son corroborados por el presidente de la Federación Aragonesa de Montaña, Luis Masgrau, y por el también historiador de Benasque Antonio Merino.

Masgrau considera que pese a este esfuerzo conjunto, debió existir algún intento de "instrumentalizar" la colocación de la cruz desde alguna instancia catalana "porque la entronización de la Virgen del Pilar en la cumbre cinco años después se convocó expresamente para reafirmar la aragoneseidad del Aneto".

Desmontando otro mito: la cruz del Aneto no fue un empeño exclusivo de montañeros catalanes

Extracto del boletín de Montañeros de Aragón de 1951 que recoge la ascensión para la colocación de la cruz del Aneto

Curiosamente, la construcción de La Renclusa dio pie a otro de los mitos que envuelven la pretendida vinculación del Aneto con Cataluña ya que determinadas fuentes apócrifas enarbolan una supuesta cesión de la cima al CEC, impulsora del refugio, por parte del rey Alfonso XIII. "Esta cesión es un mito", denuncia Merino, señalando que los terrenos en que se asienta son de titularidad pública y municipal y que fue necesario conceder un permiso de obras para levantar el refugio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión