Despliega el menú
Huesca

Ensayan técnicas pioneras para descontaminar las paredes de Inquinosa

LA DGA aumenta su aportación para luchar contra el lindano, que este año se lleva 6 millones de euros en recursos públicos

Ensayos con una nube artificial en Inquinosa para ver el alcance del polvo de cara a la demolición
Ensayos con una nube artificial en Inquinosa para ver el alcance del polvo de cara a la demolición
Laura Zamboraín

Dos empresas han desarrollado ensayos de descontaminación de las paredes y muros interiores de la fábrica de Inquinosa, en Sabiñánigo, con el edificio aún en pie (el presidente aragonés anunció recientemente su derribo para el 2020), con el objetivo de intentar eliminar los residuos de lindano in situ, ya que la mayor dificultad de la demolición radica en la movilización de escombros contaminados.

Estos proyectos son el resultado de las consultas preliminares a la compra pública de innovación que lleva a cabo el Gobierno de Aragón. Fuentes del departamento de Desarrollo Rural y Sostenibidad indicaron que uno de los ensayos era "por vía oxidativa" y el otro "por vía reductora" y que si se logra rebajar la contaminación actual de las paredes, "se aplicará esta técnica pionera antes de la demolición".

En los próximos meses, se conocerá el resultado. En caso de que el tratamiento previo sea efectivo, añadieron desde la DGA, se aplicará en la definición del proyecto en sus dos puntos más importantes: medidas para demoler con seguridad la fábrica, pensando en las personas (tanto trabajadores como para la población de Sabiñánigo), y la gestión posterior de los residuos generados. Las empresas encargadas de realizarlos en colaboración con la Administración y Sarga son Talantia y Nanotex.

Antes de realizarlos, cabe recordar que se encapsularon los residuos que había en la fábrica en 428 contenedores, se gestionaron 15 m3 de acopios y restos de cubiertas de fibrocemento y se recogieron 65 m3 de escombros y restos metálicos, además del barrido y aspirado de las naves.

Estas gestiones tuvieron un coste de 600.000 euros. Asimismo, la DGA ha conseguido nueva financiación europea del programa Life y ha firmado convenios de colaboración de investigación con las universidades de Zaragoza y Navarra. El nuevo ensayo, ‘Life Surfing’, supone 2,1 millones de euros de presupuesto. Se trata de un experimento en campo de una serie de técnicas para destruir la contaminación que puede llegar al agua desde el antiguo vertedero de Bailín. Para ello, el proyecto se centra en la eliminación de residuos densos adheridos a las grietas de la roca. Asimismo, a través de un convenio con la Caixa se realizan investigaciones en I+D+I con centros de investigación como el CSIC.

El Gobierno de Aragón ha incrementado en 1,9 millones su presupuesto hasta llegar a los 4,6 millones en 2018 para luchar contra la descontaminación por lindano. A los que hay que sumar 1’5 millones provenientes del convenio con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente para la gestión de los residuos de la fabricación de lindano.

Etiquetas
Comentarios