Huesca

Alcaldes aragoneses abogan en Lérida por el entendimiento entre las dos comunidades

El presidente de la Diputación de Huesca, el alcalde de Lérida y 30 representantes municipales proponen en la ciudad catalana trasladar a la política el clima de buena vecindad existente en los territorios limítrofes

Miguel Gracia y el alcalde de Lérida recorrieron la feria junto con los alcaldes
Diputación de Huesca

“Es más lo que nos une que lo que nos separa”. Bajo esta premisa, representantes de las comarcas orientales de Aragón y el alcalde de Lérida se han reunido este viernes en la ciudad catalana para abogar por trasladar a la política el clima de entendimiento existente entre los ciudadanos de estos territorios limítrofes. El encuentro ha estado promovido por el alcalde ilerdense, Félix Larrosa, del PSC, que tomó posesión hace poco más de un mes sustituyendo a Ángel Ros. Ha aprovechando la celebración de la feria de San Miguel, con la intención de activar algún mecanismo que permita huir de la confrontación y propiciar el entendimiento, en medio de un clima de crisis política y social por el soberanismo. A la reunión han asistido una treintena de representantes municipales de Huesca y Zaragoza, entre los que estaba el presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, y alcaldes y concejales de Mequinenza, Fraga, Binéfar, Tamarite de Litera o Benabarre.

Gracia, Larrosa y el resto de ediles han apostado porque las comarcas situadas entre las dos provincias sigan siendo “un espacio de entendimiento”, pese a la actual situación política, y han propuesto un foro con la sociedad civil de las dos comunidades, donde periódicamente se debatan y divulguen todas las cuestiones que afecten a las relaciones cotidianas de ambos lados de la frontera. Para ellos, más que “una frontera” se trata de “un territorio de convivencia”.

“A partir de hoy vamos a dar un paso más activando mecanismos que piensen en las personas y en un mayor dinamismo económico de estas zonas”, señaló el alcalde de Lérida. Por su parte, Miguel Gracia ha dicho que “el enfrentamiento no le va bien a la gente que vive en estas zonas y tampoco a la actividad económica”. Frente a los grandes titulares que se generan desde Barcelona, Madrid o Zaragoza, los alcaldes lamentan que “solo se destacan las discrepancias”.

Los asistentes, procedentes de las comarcas de La Litera, Bajo Cinca y Ribagorza, han coincidido en que “es más lo que nos une que lo que nos separa” y aunque cada uno sabe si son catalanes o aragoneses, “esa proximidad hace que nuestra cultura sea prácticamente la misma”. En este sentido, Miguel Gracia ha explicado que tradicionalmente las gentes de estas comarcas “se han relacionado, se han casado, han comerciado, han compartido servicios, han ido a la escuela, a la universidad, a los hospitales, y han ido a trabajar al otro lado con normalidad, han hablado lo mismo desde hace mil años y jamás dejaron que creciera una frontera de división entre los pueblos”. Hoy, asegura, “seguimos compartiendo estos servicios y seguimos manteniendo relaciones comerciales y proyectos conjuntos de desarrollo en estos territorios, por eso debemos empeñarnos en que no crezca una frontera de división entre nosotros".

"No podemos permitir que la sociedad se radicalice, unos quieren levantar fronteras entre nuestros pueblos y otros se han abrazado al españolismo más rancio”, ha añadido Miguel Gracia. “Los unos y los otros dejan poco espacio a los que defendemos el entendimiento y a los que pensamos que el gran proyecto político de nuestra generación no debería pasar por la ruptura”, sino que su apuesta pasa “por integrarnos cada vez más en la Unión Europea, por olvidar los viejos nacionalismos causantes de tantos enfrentamientos en este continente y terminar de construir una Europa cada vez más unida, en la que compartamos entre todos el viejo concepto de soberanía nacional".

Por su parte, el alcalde de Lérida, Félix Larrosa, ha asegurado que va a trabajar “con convicción” porque “las relaciones entre Lérida y la Franja, la Franja y Lérida no se entienden si no es en base al acuerdo”. Algo en lo que han estado de acuerdo los representantes aragoneses que creen firmemente “en el entendimiento y la colaboración entre nuestros pueblos y nuestra gente, que siempre han querido vivir juntos y sin obstáculos".

Gracia y Larrosa han coincidido en calificar el encuentro como “una convocatoria necesaria” para hacer visible la “normalidad” en los territorios fronterizos que “muchas veces no se comprende desde otros lugares más alejados que desconocen el día a día que aquí vivimos y a veces sufrimos” y donde “la realidad es muy diferente al conflicto que se plantea”.

Etiquetas
Comentarios