Despliega el menú
Huesca

La Feria de Teatro de Huesca lleva a más de 6.000 espectadores a las salas y la calle

El 32 certamen de las artes escénicas ha estrenado con gran éxito en esta edición un nuevo escenario en el centro de la ciudad: la plaza López Allué.

Representación de 'La maldición de los hombres Malboro' en el espacio exterior del Palacio de Congresos.
Representación de 'La maldición de los hombres Malboro' en el espacio exterior del Palacio de Congresos.
Rafael Gobantes

La Feria de Teatro y Danza de Huesca "está viva y tiene futuro". El director de esta 32 edición, Javier Brun, ha señalado que la cifra de espectadores, más de 6.000 a solo unas horas de la clausura del certamen, es similar a la de años anteriores y corrobora que la propuesta es un éxito ahora y antes.

Brun ha señalado que él prefiere hablar del clima y la calidad de la feria antes que de las matemáticas y ha destacado que al ambiente que se respira tanto en la zona de expositores como en las diferentes representaciones es de "alegría y orgullo". No obstante, apuntó que ‘Cambuyón’, espectáculo de danzas percusivas y urbanas que tuvo lugar en el Teatro Olimpia este miércoles por la noche, ha sido el más visto (620 personas).

El director de la feria puso también en valor las obras en formato más pequeño y en espacios con aforo más reducido. Brun ha destacado el éxito de la plaza López Allué, en el centro de Huesca, como nuevo escenario, destinado al circo y a la danza. "Es un espacio privilegiado en la ciudad (se celebran las verbenas en las fiestas) y hemos procurado programar en horarios que no molestaran a los vecinos", ha explicado.

Asimismo, ha señalado que en los tres primeros días del certamen ha habido espectáculos que "ha concitado la unanimidad de los espectadores" mientras que otros han sido cuestionados por algunos de los asistentes. Se ha referido a ‘El baile de los años, de Ados Teatroa y a ‘La Conquesta del Pol Sud’, de Rapahëlle. La primera reúne en el escenario a bailarines profesionales y gente de la calle de tres generaciones y la segunda aborda el cambio de género."En ‘El baile de los años’ vi a mucha gente llorando en el patio de butacas y puede que Raphaëlle no fuera la mejor actriz, pero enseñaba a mirar con respeto ya intentar comprender a una transexual que que se interpreta a si misma", manifestó Brun ."Esa es la función del arte, transmitir emociones y mensajes", ha añadido.

Contrataciones

La 32 Feria de Teatro de Huesca ha reunido a 400 profesionales de la programación y la producción que acuden a la capital oscense para ver las nuevas creaciones. Javier Brun ha asegurado que "hay movimiento" en lo que respecta a contrataciones. Un ejemplo es el de Elena Gómez, de Zazurca Artes Escénicas, que ha cerrado ya dos actuaciones a partir de la representación de ‘La niña azul’, que cuenta la vida de Katia Acín, hija de Ramón Acín, y que ha llenado el salón de actos de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación en las dos sesiones programadas.

La concejala de Cultura, Yolanda de Miguel, ha resaltado el buen funcionamiento de la feria, en línea con otros años, y el éxito de las compañías aragonesas. La edil ha señalado que el Ayuntamiento prepara ya el pliego de condiciones para sacar a concurso del edición de 2019 y ha agradecido el esfuerzo de Javier Brun, técnico municipal, que tuvo que asumir la dirección después de que "dificultades administrativas en relación con la nueva Ley de Contratación Pública" obligaran a renunciar a la contratación de una empresa externa, como en años anteriores.

Etiquetas
Comentarios