Despliega el menú
Huesca

El fiscal jefe de Huesca niega un repunte de los delitos sexuales

Juan Baratech afirma que el Ayuntamiento de Huesca no es competente para informar sobre las denuncias por abusos

Juan Baratech, este jueves en la Fiscalía, en un encuentro con periodistas
Juan Baratech, este jueves en la Fiscalía, en un encuentro con periodistas
Heraldo

El fiscal jefe de Huesca, Juan Baratech, ha negado que se hayan disparado los delitos contra la libertad sexual este verano en la provincia, pese a la difusión de hasta seis casos. Dos de ellos, ocurridos en la capital, han dado lugar a una crisis de gobierno municipal y a la creación de una comisión de investigación, que este jueves aprueba el pleno del Ayuntamiento, para aclarar la gestión de la información por parte del alcalde, al que se reprocha que no diera a conocer la existencia de dos posibles denuncias.

"En la provincia de Huesca yo no observo ese repunte”, ha dicho en un encuentro con periodistas, refiriéndose a los datos provisionales de denuncias, no de sentencias condenatorias. “Una denuncia puede llevar a un procedimiento o puede quedar sobreseída”, ha precisado Baratech.

En su opinión, no se ha producido “una epidemia de delitos contra la libertad sexual en la provincia de Huesca”. Ha dicho que en las fiestas, en general, siempre hay hechos violentos, como el acuchillamiento ocurrido en Sariñena, y "se exagera todo”, ya sea por el consumo de alcohol o de drogas, por ello se diseñan operativos especiales por parte de las fuerzas de seguridad del Estado.

Respecto a los dos presuntos delitos investigados por la Policía Nacional en Huesca, ocurridos el primer día de las fiestas de San Lorenzo, hay abiertas diligencias y en los próximos días deben comparecer en el juzgado las presuntas víctimas. La semana pasada se tramitó la práctica de diligencias en uno de ellos, citando a la persona que compareció en la comisaría para que cuente lo ocurrido. Esta presunta agredida, ha precisado, no compareció como denunciante, y no hay autor conocido. El otro caso, donde sí hubo denuncia, se está investigando y está pendiente de la comparecencia de la mujer.

Baratech reconoció que la coincidencia de ambos provocó “preocupación”, pero cree que la alarma es excesiva y en esta situación la Policía “puede recibir pistas falsas”, lo que no contribuye a esclarecer el hecho. “Sí puede contribuir a prevenir y es muy importante la prevención. Cuando la alarma contribuye a prevenir el hecho, bienvenida sea, cuando la alarma puede llegar a perturbar la investigación, es mejor relajarla”, ha declarado.

A preguntas de los periodistas se pronunció respecto al papel del Ayuntamiento. “La competencia de una administración local, en cuestiones de Policía Judicial, se refiere exclusivamente a delitos contra la seguridad vial”. Son la Fiscalía o el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, ha añadido, “quienes tenemos los datos y podemos informar, con los límites del secreto de las actuaciones, porque no son públicas”.

Para Baratech, los protocolos que se activan ante delitos sexuales funcionaron, tanto por parte de la Policía Nacional en la capital como por parte de la Guardia Civil en la provincia, que cubrió "bien" la seguridad en la calle. "Lo que pueda pasar dentro de un domicilio, no lo podemos controlar”-

Este verano han trascendido hasta seis investigaciones distintas. El primer caso ocurrió a finales de julio en Binaced, donde una menor denunció una violación. Un mes después, la jueza del juzgado de Instrucción nº 2 de Monzón, encargada del caso, decretó el sobreseimiento provisional de la causa «por falta de autor conocido» y hasta que se reciban las pruebas de ADN que se tomaron a la víctima.

Además, en San Lorenzo hubo una denuncia por presuntos abusos y una investigación policial. Por la primera se detuvo a un hombre, que está en libertad con cargos con una orden de alejamiento. Además, después de las fiestas, se denunció un tercer caso.

Y en Barbastro, la Guardia Civil también detuvo a un hombre, mayor de edad, por un presunto delito de abuso sexual a una joven de 17 años ocurrido en las inmediaciones del pabellón Interpeñas, en el recinto ferial, la primera noche de las fiestas. El detenido está en libertad con cargos y una orden de alejamiento. También se supo que un menor de 17 años había sido denunciado por abusos a una niña de 12 años en la comarca de la Litera.

Etiquetas
Comentarios