Despliega el menú
Huesca

Detenidos en Huesca cinco temporeros que usaban identidades falsas para trabajar

La Brigada de Extranjería revisó 200 contrataciones y descubrió cinco casos en los que se suplantaba la identidad de compatriotas

Imagen de archivo de la Oficina de Extranjería de Huesca
Imagen de archivo de la Oficina de Extranjería de Huesca
Javier Navarro

Agentes de la Policía Nacional de Huesca han detenido, durante la campaña hortofrutícola del verano, a cinco trabajadores extranjeros que utilizaban identidades falsas. Se encontraban en situación ilegal en España y utilizaban los permisos de residencia de compatriotas para poder trabajar.

Según ha explicado la comisaría provincial, dentro de los cometidos propios de la Brigada de Extranjería de Huesca y, fruto asimismo de la colaboración existente con la Inspección Provincial de Trabajo, se ha venido detectando la técnica utilizada por algunos extranjeros en situación irregular que suplantan la identidad de otros extranjeros legales para poder trabajar.

Por tal motivo, durante el presente verano, y con motivo de la campaña hortofrutícola, por parte de agentes de esta Brigada se revisaron 200 contrataciones, resultando que cinco trabajadores realmente se encontraban en situación irregular y estaban utilizando la identidad de compatriotas para poder trabajar. Para ello, el día que fueron contratados, presentaron en las gestoras o unidades administrativas de las empresas el permiso de residencia y trabajo de otros conciudadanos. De esta forma, el extranjero ilegal puede percibir un sueldo, pero las cotizaciones en la Seguridad Social se generan en favor del titular del permiso utilizado.

Estos hechos son constitutivos de un delito de falsedad documental, tanto para el extranjero en situación ilegal que hace uso del permiso, como también cometido por el titular de la autorización si se demuestra que facilitó voluntariamente la tarjeta. Los casos detectados fueron comunicados a la Tesorería de la Seguridad Social para anular las cotizaciones generadas de esta manera fraudulenta.

Asimismo, para aquellas empresas que contraten a trabajadores extranjeros sin haber obtenido con carácter previo la correspondiente autorización de residencia y trabajo, puede suponer sanciones de entre 10.000 y 100.000 euros por cada operario contratado irregularmente.

Por tal motivo, la Policía aconseja a aquellas gestoras y unidades administrativas encargadas de la contratación de personal, que se aseguren de que la persona que están contratado es la misma que figura en la fotografía del permiso de trabajo.

Etiquetas
Comentarios