Despliega el menú
Huesca

Cruz Roja Huesca tiende puentes hacia el empleo femenino

Un proyecto de la entidad se ha saldado este año con la cualificación de 22 mujeres en riesgo de exclusión para el mercado laboral

Una de las participantes en el programa encaminado a la preparación para encontrar un trabajo.
Una de las participantes en el programa encaminado a la preparación para encontrar un trabajo.
Heraldo.es

Cruz Roja en Huesca ha impulsado un programa para favorecer la integración de las mujeres en nuevos marcos laborales. Denominado ‘Puentes hacia el empleo: acompañamiento hacia el empleo de mujeres’, se ha centrado en aquellas personas en situación de más vulnerabilidad como parte de su Plan de Empleo, sufragado con fondos propios de la entidad y que cuenta con la cofinanciación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

El objetivo primordial del proyecto es favorecer la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral a través de la activación y motivación hacia el empleo, la información sobre el mercado laboral local, orientación laboral, formación, capacitación profesional, el uso de las nuevas tecnologías, prácticas no laborales en empresa y acercamientos a la ofertas de trabajo. Este año se han cualificado 22 mujeres en dos sectores: el ámbito de hostelería y el manejo de caja y atención al cliente.

Por otro lado, desde el proyecto se promueve la implicación del tejido empresarial de Huesca como agente para el desarrollo personal y profesional de las mujeres en su acercamiento al mundo laboral. Por ello, se trata de poner en marcha, a su vez, herramientas que sensibilicen a la sociedad en general sobre la igualdad, la diversidad y la corresponsabilidad en el ámbito laboral.

Desde Cruz Roja se considera que “el contacto directo de las participantes con el mundo empresarial es primordial para que se entrenen en un contexto real en las competencias que más valora el mercado laboral de nuestra ciudad”. La entidad da las gracias a aquellas empresas que “vienen colaborando con el proyecto. Este año pudimos contar con ellas en el marco de prácticas no laborales que realizaron las mujeres una vez finalizada su formación ocupacional”. Se trata de Residencia Avenida, hoteles Abba Huesca y Pedro I de Aragón, Supermercados Sabeco y Ferretería Carrera. Dos de ellas realizaron contratos de trabajo a dos mujeres participantes del proyecto.

Como lamenta Cruz Roja, “la participación de mujeres y hombres en el mercado laboral, por diferentes razones, no se produce en igualdad de condiciones, situación que refuerza las brechas de género ya existentes: desigualdad educativa; diferentes niveles de ocupación y desempleo. Las mujeres ocupadas se concentran en el sector servicios, hostelería, limpieza, atención a personas mayores o empleadas de hogar”.

Asimismo, la institución humanitaria denuncia “la desigualdad que se produce en el acceso y uso de las nuevas tecnologías, ya que nos encontramos con un número importante de mujeres que aún rayan con el analfabetismo digital”. Las brechas aumentan entre quienes se encuentran perjudicadas por su trayectoria vital, por su falta de experiencia laboral o por no contar con una cualificación adecuada a la demanda del mercado laboral. Se agudiza en los casos donde hay dificultades añadidas tales como mujeres solas con hijos menores a cargo, víctimas de violencia de género, inmigrantes o mujeres mayores de 45 años.

Etiquetas
Comentarios